Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos detenidos por las muertes de dos mujeres en Valencia y Gandia

Los indicios apuntan a violencia machista. Sobre los dos hombres pesaban órdenes de alejamiento

Concentración del Gobierno valenciano en repulsa por la violencia machista, el pasado día 20.
Concentración del Gobierno valenciano en repulsa por la violencia machista, el pasado día 20.

Dos hombres han sido detenidos por las muertes de dos mujeres en Valencia y Gandia con las que mantenían relaciones sentimentales. Sobre ambos pesaban órdenes de alejamiento. Los indicios apuntan a que se trata de asesinatos por violencia machista, pero el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha señalado este miércoles que ambos fallecimientos están todavía siendo investigados sin que exista una conclusión policial definitiva al respecto.

Gloria Amparo Vásquez, colombiana, de 48 años, murió este martes como consecuencia de la caída por el hueco de la escalera desde un cuarto piso en un edificio situado en la avenida de Tres Cruces número 9 de Valencia. La policía detuvo poco después a un hombre de nacionalidad española, con quien Vásquez mantenía una relación sentimental y que vive en un apartamento en el mismo piso del edificio.

El detenido ha reconocido que ambos estuvieron juntos este martes en su casa y mantuvieron "una fuerte discusión", ha señalado Moragues. Según la versión del arrestado, "ella salió a continuación de la casa y ya no sabía nada más". Sobre el hombre, que continúa detenido en dependencias policiales, pesaba una orden de alejamiento por "agresiones sexistas" a otra mujer. Tiene además antecedentes por hurto.

La mujer, que estaba protegida mediante una orden de alejamiento de otro hombre, tenía una hija de 13 años.

El segundo supuesto crimen fue descubierto hacia la misma hora, las 16.00, de este martes. Dolores Correa, española, de 49 años, guardia civil retirada a causa de una enfermedad, fue hallada por el propietario del ático que tenía alquilado en la calle Mayor número 69 de la población valenciana de Gandia.

"El cuerpo estaba tendido en el cuarto de baño, con una toalla en la cabeza, las cosas estaban desordenadas y había mobiliario roto", ha explicado Moragues.

Por su fallecimiento ha sido detenido un hombre también español en Móstoles (Madrid). El arrestado, sobre el que pesaba una orden de alejamiento respecto a la fallecida, ha admitido que estuvo recientemente en el apartamento de la mujer, con quien había mantenido una relación sentimental. La orden de alejamiento fue dictada en su día por un juzgado de Sueca como consecuencia de agresiones del detenido a la mujer. Ahora vivían separados.

El delegado del Gobierno ha señalado que el resultado de la autopsia será clave tanto para averiguar la causa del fallecimiento —aunque ha apuntado a la asfixia— como la hora, lo que a su vez servirá para determinar si la reciente estancia del hombre en la vivienda coincide temporalmente con su muerte.

Moragues ha insistido, antes de asistir a la inauguración de una exposición fotográfica con motivo del 50 Aniversario de la Asociación Provincial de Amas de Casa y Consumidores Tyrius, en que ambos casos se encuentran bajo investigación, aunque ha admitido que los indicios apuntan a la violencia machista.

El Gobierno autonómico ha dado por hecho, en cambio, que la muerte de Gloria Amparo Vásquez en Valencia se corresponde con un caso de violencia machista. "La Generalitat valenciana manifiesta su repulsa ante estas nuevas agresiones contra las mujeres, y hace un llamamiento a toda la sociedad para que denuncie y condene estos actos con el propósito de acabar con cualquier acción fruto de la violencia de género".

El Ejecutivo que preside Ximo Puig ha convocado tres minutos de silencio ante el Palau de la Generalitat este jueves. El Ayuntamiento de Valencia ha guardado silencio este miércoles.

Si se confirman ambos casos, el número de mujeres asesinadas a manos de sus parejas ascenderá a 15 en España en lo que va de año, tres de ellas en la Comunidad Valenciana.

Más información