Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ángel Gabilondo: “El pacto educativo es una necesidad para el país”

El exministro de Educación recomienda intentar cerrar el acuerdo al inicio de la legislatura

Ángel Gabilondo durante su comparecencia en la subcomisión del Congreso. EFE

El último ministro de Educación que intentó cerrar un gran pacto en la materia, Ángel Gabilondo, no recuerda su tentativa como un “fracaso” ni con “frustración”, aunque se lo preguntan a menudo “subrayando cada vocal y cada consonante”: “¿Por qué fracasó? ¿Siente frustración?”. Gabilondo, filósofo y actual portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, recuerda “con una alegría enorme” el intento de 2010 que él encabezó y que ve, en parte, como el inicio del camino que ha llevado al intento actual. Siete años después, con la solemnidad de un debate parlamentario, acaban de empezar las primeras ponencias para cerrar el Pacto de Estado Social y Político por la Educación inédito en España.

Gabilondo ha comparecido este martes en la primera sesión de expertos de la subcomisión del Congreso de los Diputados encargada de redactar un documento que sirva al Gobierno para redactar una futura ley. El exministro defiende que “el pacto educativo es una necesidad para el país” y que sin él “iremos más lentos y menos lejos”. “Los ciudadanos están esperando que seamos capaces de estar a la altura de este desafío”, ha subrayado Gabilondo, que pide un acuerdo “interterritorial” recordando que las principales competencias educativas están transferidas a las comunidades autónomas. “Tiene que haber estabilidad de financiación, no podremos hacer un pacto sin esto”, ha reclamado también entre los puntos fundamentales.

El exministro, al que ha invitado el PSOE, no ha querido detenerse en por qué no se pudo culminar su iniciativa, de la que el PP se descolgó al final de las negociaciones. "Me agrada que quienes miraban con escepticismo un pacto educativo ahora piensen que es el único camino", ha señalado. Y recomienda a los diputados “que los acuerdos consistentes se hagan en la primera fase de la legislatura”. Entre las razones que se atribuyen al PP para descolgarse de aquel intento del 2010, que el partido niega, fue la cercanía a unas elecciones generales en las que acariciaban la posibilidad de la mayoría absoluta. Todos los puntos de aquel pacto, ha recordado Gabilondo, estaban acordados, pero no se firmaron. O dicho en palabras de Joan Manel Serrat, al que ha citado, “a mí me dijeron eso del pacto: me gusta todo de ti, pero tú no”.

Gabilondo ha pedido centrarse en “aspectos educativos”: educación infantil, Formación Profesional, el conocimiento de idiomas, o de la educación en valores. “Es indispensable también reconocer que la educación no se reduce a formar empleados, sino ciudadanos activos y libres, y hay que desarrollar todas las competencias y todas las materias que tienen que ver con las humanidades, con las ciencias y con las artes”, ha dicho. También ha defendido que “la verdadera excelencia ha de basarse en una escuela pública de calidad que no deje al margen a nadie” aunque el PSOE defiende a la vez que “la concertada tiene que hacer una labor y hay un espacio para que la haga”.

Un sistema “lleno” de interinos

El presidente del sindicato de profesores ANPE, Nicolás Fernández, ha abierto este martes las intervenciones de más de 80 expertos que los diputados seguirán durante los próximos meses. Invitado por el PP, ha centrado parte de su intervención en la figura del profesor. “Hemos llenado el sistema unas altas tasas de interinidad”, ha señalado. Según estimaciones de su sindicato —ante la falta de cifras oficiales a este respecto—, el porcentaje es del 25%, es decir, uno de cada cuatro profesores de los centros públicos trabajan sin plaza fija y cambiando continuamente de destino.

Añade que con este asunto, “se ha desatado una guerra a ver qué comunidad autónoma convoca menos oposiciones”. El representante sindical defiende que el desarrollo profesional del profesorado “requiere un tratamiento urgente” y la necesidad de que se acuerde “una ley de la profesión docente” que fije cómo deben ser los profesores “del futuro” en los centros públicos, privados y concertados.

La convocatoria de huelga sigue en pie

“Todo alumno y alumna tiene derecho a un buen profesión”, ha señalado por su parte Agustín Moreno, el tercer compareciente de la jornada. Moreno, profesor de instituto en Madrid y representante de la Marea Verde, el movimiento de protesta que nació en Madrid cuando comenzaron los recortes educativos y que se ha extendido al resto del país. El profesor ha sido invitado por Unidos Podemos y forma parte de un sector de la comunidad educativa —encabezado por la Plataforma por la Escuela Pública— que ha convocado una huelga el próximo 9 de marzo para exigir que se reviertan los recortes o que se derogue la ley educativa del PP, la LOMCE.

“Además de las suspendidas reválidas incluye otros elementos que hacen daño a la educación”, ha dicho Moreno que subraya, entre otras, “el detrimento de las humanidades y las enseñanzas artísticas o los privilegios de la religión en las aulas”. Moreno ha reclamado a los parlamentarios que “no escatimen esfuerzos en fortalecer la red pública” de centro y que garanticen “una participación real en las negociaciones de la comunidad educativa”. “Veo a mi lado muchos profesores que quieren mejorar cada día y veo en eso un mensaje de esperanza”, ha dicho al terminar su intervención.

Más información