Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Investigan si un cadáver hallado en Baiona es el de un hombre desaparecido hace seis meses

La familia de Iván Durán, que desapareció al mismo tiempo que Diana Quer, ya ha sido avisada

Imagen cedida por la familia del joven desaparecido.

Una persona que caminaba por una zona de monte que corona la villa de Baiona (Pontevedra) ha hallado esta tarde un cadáver en avanzado estado de descomposición. A falta de las pruebas forenses, necesarias para confirmar la identidad, la Guardia Civil cree que por el tamaño del pie y por la altura que se intuye de unos restos muy deteriorados se trata de Iván Durán Valverde, un hombre de 30 años, vecino de la localidad, que desapareció de forma supuestamente voluntaria del domicilio familiar, tras dejar una nota, el pasado 25 de agosto.

El hecho de que faltara apenas cuatro días después de la desaparición de la joven Diana Quer en A Pobra do Caramiñal (A Coruña), que centró todos los focos de los medios de comunicación, empujó a la familia de Iván a evidenciar el contraste: tanto en la difusión del caso como en la disponibilidad de medios de rastreo. En torno a las siete de la tarde, la Guardia Civil ha telefoneado a los padres de este desaparecido para avisarles del hallazgo, aunque la identidad todavía no está confirmada. Los investigadores les han pedido que regresen de San Juan del Puerto (Huelva), adonde se habían desplazado este fin de semana siguiendo una supuesta pista sobre el paradero de su hijo.

Iván Durán, de 1,99 metros de estatura, moreno, con gafas y barba de una semana en el momento de su marcha, fue supuestamente visto por última vez por dos vecinas que lo conocían. Una de ellas lo identificó el día 25 a las 10 de la noche, encaminándose por una calle de subida del centro de Baiona hacia la zona alta. Aproximadamente dos días después, otra mujer declaró haberlo visto deambulando por el monte.

Su padre, Juan Durán, ha recordado hoy estas pistas que, según él, no se tomaron en consideración. El progenitor no puede contener su rabia y clama contra una "justicia" que, dice, los "abandonó". "A mi hijo lo dejaron morir, el juzgado, la fiscalía, la Guardia Civil... envié cartas al ministro de Justicia, a la reina Sofía... la policía nacional ofreció sus perros pero no los dejaron actuar porque decían que no lo permitía el protocolo", lamenta Durán. "Íbamos contra reloj, les advertí de que mi hijo era una persona vulnerable, con antecedentes psiquiátricos, y creo que llegó a pasar varios días vivo y solo en ese monte. Tuve que ir a conseguir otros perros a Burgos, porque parece ser que los de Ourense estaban ocupados en A Pobra". Cuando al fin llegaron los equipos, para la familia ya era demasiado tarde. En las búsquedas, las primeras horas son cruciales. "Luego se pierde el rastro". La Guardia Civil movilizó sus medios, e incluso trabajó en la zona de Baíña, donde ha aparecido el cuerpo, pero no obtuvo ningún resultado.

Según informa Europa Press el cuerpo ha sido hallado en las proximidades del cuartel de la Guardia Civil de Baiona, por la parte alta, donde detrás de las últimas urbanizaciones se abre una zona boscosa. Junto al cadáver, que según publica Faro de Vigo ha tenido que ser recogido en un par de sudarios, ha aparecido una nota de despedida en términos similares a la hallada en la vivienda de Iván Durán.

La familia lleva seis meses de búsqueda desesperada. A los pocos días de desaparecer, y a la vista del aparatoso despliegue empleado en el caso Quer, con sucesivas ruedas de prensa ofrecidas por las autoridades de la Guardia Civil y del Gobierno, los parientes y amigos del vecino de Baiona hicieron público un comunicado de protesta. "Nos parece muy bien que los medios, los políticos y los famosos se estén volcando con la desaparición de Diana Quer, y de corazón, ojalá aparezca sana y salva. Pero nosotros llevamos cinco días buscando a Iván, y también necesitamos que se vuelquen para ayudarnos", decía el escrito. "Todos pagamos nuestros impuestos y tenemos el mismo derecho a que el Estado ponga también todos los medios a su alcance".

"Ambas desapariciones son de una persona mayor de edad, en extrañas circunstancias; deberían tener la misma difusión en televisión y la de Iván no la está teniendo", seguían reivindicando en un texto propagado en las redes sociales. "Iván nos necesita, queremos la misma difusión y los mismos medios de búsqueda. Es una vida en juego".