Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Exteriores se queja al embajador por los insultos de Maduro a Rajoy

El presidente venezolano tachó al español de "bandido y protector de delincuentes y asesinos"

El embajador de Venezuela en España, Mario Isea. EFE

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha convocado este martes por la mañana al embajador de Venezuela en Madrid, Fernando Isea, para quejarse por los insultos que el presidente venezolano, Nicolás maduro, dirigió ayer al jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, a quien calificó de "bandido" y "protector de delincuentes y asesinos".

El embajador ha sido recibido en el Palacio de Santa Cruz por el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Fernando García Casas, quien "le ha trasladado el malestar del Gobierno español por el lenguaje empleado [por Maduro], ofensivo, inaceptable e injusto", según la nota difundida por la Oficina de Información Diplomática.

El desencadenante de la última andanada de Maduro ha sido un tuit de Rajoy, ilustrado por una fotografía del presidente español con la esposa de Leopoldo López, encarcelado hace tres años, en la que pedía "justicia, DD HH [derechos humanos] y libertad para los presos políticos venezolanos".

Maduro amenazó a Rajoy asegurando que "se le reventarán los dientes [...], no solo a él, sino a toda la derecha fracasada internacional si se mete con Venezuela y pretende intervenirla".

García Casas le ha recalcado a Isea, según Exteriores, "la necesidad de un diálogo urgente, inclusivo y efectivo en Venezuela, para la solución de los problemas de los venezolanos", y le ha reiterado que "España quiere mantener unas relaciones de respeto con Venezuela [y] está dispuesta a contribuir a ese diálogo".

A su salida de Santa Cruz, el embajador ha declarado que "hay un problema de fondo que tiene que ver con una campaña sostenida en los últimos años contra el Estado de derecho y las instituciones en Venezuela" y ha pedido a las autoridades españolas que "no se instrumentalice a Venezuela con los problemas internos de España".

Esta es la primera vez que el embajador venezolano es convocado por Exteriores para trasladarle una queja de Maduro desde que el nuevo ministro, Alfonso Dastis, se hizo cargo del ministerio en noviembre pasado y la sexta desde diciembre de 2014. La última ocasión fue el 8 de abril de 2016, después de que Maduro tachara a Rajoy de "racista, basura corrupta y colonialista".

Más información