Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía sopesará el ingreso inmediato en prisión de Urdangarin si la condena es superior a seis años

El ministerio público balear no tiene un criterio único a la hora de solicitar la vista de medidas cautelares

La infanta Cristina y su marido Iñaki Urdangarin, en 2016. En vídeo, declaraciones del fiscal, Pedro Horrach, y del abogado de Urdangarin, Mario Pascual Vives.

La Fiscalía Anticorrupción de Baleares solicitará el ingreso inmediato en prisión de Iñaki Urdangarin en función de los años de condena por el caso Nóos —si es superior a seis— y después de valorar el riesgo de fuga. La Audiencia de Palma ha condenado a Urdangarin a seis años y 3 meses de cárcel y ha absuelto a la infanta Cristina. El ministerio público no tiene un criterio único a la hora de solicitar la vista de medidas cautelares para pedir el ingreso en la cárcel y, según fuentes de la fiscalía, se formulará después de valorar los años de condena, el riesgo de fuga, la existencia de otras causas pendientes, el contenido de la sentencia y si esta alude "a la ejemplaridad y la gravedad de los delitos".

Los precedentes en las islas sobre condenados por corrupción han sido dispares. En el caso del exconsejero de Industria y Comercio Josep Juan Cardona la fiscalía pidió su ingreso inmediato en prisión nada más conocerse la sentencia de la Audiencia Provincial de Palma, que le había condenado a 16 años de cárcel. A pesar de que Cardona podía recurrir el fallo ante el Tribunal Supremo, la fiscalía pidió el cumplimiento inmediato de la condena y la Audiencia lo ratificó, por lo que el exconsejero de Jaume Matas conoció el dictamen del Supremo que ratificó íntegramente el fallo del tribunal balear en la cárcel de Ibiza, donde cumple condena.

En el caso de Matas, condenado en primera instancia por la Audiencia Provincial de Palma a seis años de cárcel por la pieza de los discursos del Palma Arena, la fiscalía no solicitó su ingreso inmediato en prisión al considerar que no existía riesgo de fuga y que el exministro había cumplido con todas las medidas cautelares que le habían impuesto durante la instrucción. Anticorrupción decidió esperar el fallo del Supremo, a pesar de que Matas tenía abiertas por aquel entonces varias causas por corrupción. El fallo del alto tribunal rebajó la condena de seis años a nueve meses por tráfico de influencias y a pesar de ser una pena inferior a los dos años, la Audiencia de Palma ordenó su entrada en la cárcel después de que el Gobierno denegara al expresidente el indulto que había solicitado.

El caso de la expresidenta del Parlamento balear María Antonia Munar fue similar al de Matas. La Audiencia provincial le condenó a cinco años y seis meses por el caso Maquillaje y la fiscalía no pidió su entrada en la cárcel porque la dirigente de Unió Mallorquina anunció que recurriría al Supremo. Un año después fue condenada a seis años de prisión por el caso Can Domenge y, un día después de conocerse este fallo, se celebró una vista de medidas cautelares en la que se ordenó a Munar el cumplimiento inmediato de la pena, a pesar de que el Supremo no se había pronunciado sobre la primera condena a cinco años y medio. La expresidenta del Parlamento salió en un coche policial directa a la cárcel de Palma desde la Audiencia Provincial después de que la fiscalía alegase que los 11 años que sumaban ambas condenas era una pena demasiado elevada para permanecer en libertad.

Más información