Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Mas cree que el Estado aún puede ofrecer una alternativa para Cataluña

El expresidente de la Generalitat acusa al Gobierno de preparar la intervención en Cataluña

Artur Mas, este jueves, en Madrid. Vídeo: comparecencia de Xavier García Albiol. SAMUEL SÁNCHEZ / Atlas

En un acto sin periodistas, el expresidente catalán Artur Mas, sin renunciar a su convicción independentista ni al referéndum, se ha mostrado este jueves convencido de que hay una solución a modo de tercera vía para aliviar la tensión institucional que mantienen el Gobierno central y la Generalitat de Cataluña. En una conferencia titulada Cataluña en la Unión Europea del siglo XXI, pronunciada ante estudiantes del máster Gobernanza y Derechos Humanos en la Universidad Autónoma de Madrid, ha apuntado como posibilidad que “en medio” de las opciones inmovilista e independentista el Estado puede hacer una propuesta para acomodar a Cataluña en España.

En respuesta a una pregunta realizada por uno de los participantes en el máster sobre si cabía una salida de “nuevo federalismo”, Mas ha explicado que en estos momentos "hay dos esquemas posibles": "O nuestro Estado o quedarnos como estamos, con la autonomía en regresión". "Si hay algo en medio, lo tiene que proponer el Estado español", ha desviado. "No digo el Gobierno, sino el Estado", ha precisado: "Llevamos años planteando nuestro encaje y la respuesta es siempre la misma. No nos dejan otro camino. Creo que existe, pero tiene que plantearlo el Estado, no digo el Gobierno", ha insistido.

El presidente del PDeCat se ha remitido acto seguido a la propuesta que apuntó el actual presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de pactar un referéndum legal y con carácter vinculante, "con dos o tres alternativas: statu quo actual, devo max (descentralización máxima) o Estado independiente". "Somos demócratas y aceptaríamos el resultado. Pero eso del medio no existe ahora", ha añadido.

Mas, que ha sido aplaudido por la mayoría de los alumnos al concluir el acto, ha definido a Cataluña como "un país con raíces profundas de talante democrático", como "una sociedad de acogida muy mezclada" y "con un espíritu de modernidad en todos los registros desde siempre". Se ha referido al catalanismo político como "un movimiento político plural" y ha lamentado que, mientras que el catalanismo ha tenido un proyecto para España, "desgraciadamente el Gobierno español no ha tenido un proyecto para Cataluña".

El expresidente de la Generalitat ha destacado que "en los últimos 100 años el catalanismo ha defendido un proyecto para España de forma sincera" y que el Gobierno central solo correspondió a ese compromiso en los últimos 30 años, con el Estatuto de Autonomía de 1979 y el de 2006. "Pero cuando en 2010 el Tribunal Constitucional se carga las partes más sensibles del Estatuto refrendado por el pueblo catalán, mucha gente en Cataluña cambia de registro", ha relatado. Para él, el techo que marca el Tribunal Constitucional "es tan bajo que es insuficiente para Cataluña". A partir de ahí, "el esquema se rompe": "Hace cinco años se pasó de la autonomía a la soberanía".

Mas ha llegado a la Universidad Autónoma de Madrid en medio de una notable expectación mediática, pese a que los organizadores del máster no habían publicitado su conferencia, que, sin embargo, estaba anunciada en el programa en la web. Entre su séquito se encontraba el portavoz del PDeCat en el Congreso de los Diputados, Francesc Homs. En el vestíbulo de la Facultad de Derecho ha explicado su satisfacción por participar en el máster: "Una oportunidad para explicar la situación de Cataluña en relación con el Estado".

Una vez en el Salón de Grados, donde ha tenido lugar el acto ante los 60 alumnos del máster, la mayoría extranjeros, ha insistido en que la que le había brindado la Cátedra de Estudios Iberoamericanos Jesús de Polanco era "una oportunidad para hablar sin tapujos". El expresidente catalán, debido a la composición del auditorio, ha trazado unas "pinceladas" para situar la especificidad de Cataluña en el tiempo y en el espacio.

Mas ha resaltado la "constante histórica" que supone "el anhelo" de los catalanes de gobernarse a sí mismos "tanto como fuera posible". "Cataluña es una nación, no una comunidad autónoma. No una nacionalidad como la define la Constitución. Tenemos una lengua y una cultura propia desde hace ocho siglos, a pesar de ser perseguida y eliminada del ámbito publico", ha explicado.

Antes del acto, en el vestíbulo de la Facultad de Derecho y con periodistas, Mas ha acusado a "determinados estamentos del Gobierno español y del Estado" de intentar presentar la situación en Cataluña como un acontecimiento que puede desembocar en la violencia con el objetivo "crear el marco para justificar la intervención del Estado". El expresidente ha buscado un contraste positivo del proceso soberanista catalán, que ha calificado de "cívico y pacífico", frente al caldo de cultivo" que está preparando el Gobierno de Mariano Rajoy para que el Estado intervenga. "En eso mienten", ha enfatizado.

El proceso, ha añadido, "aspira a la libertad que coarta continuamente el Estado español con sus amenazas y su guerra sucia". Una "guerra sucia por determinados estamentos del Gobierno y el Estado "compinchados", que él ha manifestado haber "padecido directamente" y que sacará a la luz una comisión de investigación en el Congreso de los Diputados.

Mas, juzgado la semana pasada por impulsar la consulta soberanista del 9N, ha incidido en que el objetivo del Gobierno central es "eliminar políticamente" a quienes defienden la idea de la independencia como única vía posible ante la negativa de Rajoy a resolver el problema. "No quiere resolver el problema, pero puede", ha señalado. "Es completamente insólito", ha subrayado, que un presidente de Gobierno reconozca que el principal problema político que tiene España es Cataluña "y no haga absolutamente nada" para intentar resolverlo, "sabiendo, como sabe, que el 80% de la sociedad catalana, esté o no a favor de la independencia, quiere y exige un referéndum".

El coordinador del Partido Popular en Cataluña, Xavier Albiol, ha salido al paso de las acusaciones que Mas ha realizado respecto al Gobierno y ha asegurado: "Algunos desean que el Ejército entre por la Diagonal, pero no ocurrirá".

Más información