Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Errejón no da un paso atrás y pide a Iglesias respetar el mandato de pluralidad

El 'número dos' de Podemos deja en manos de la nueva dirección la decisión sobre sus cargos

El 'número dos' de Podemos, Íñigo Errejón, en Vistalegre. Ver fotogalería
El 'número dos' de Podemos, Íñigo Errejón, en Vistalegre.

Íñigo Errejón no da un paso atrás. El todavía número dos de Podemos no dimitió este domingo de sus cargos en el partido —secretario político y portavoz parlamentario—, a pesar de la derrota de sus tesis políticas frente a las de Pablo Iglesias en la asamblea de Vistalegre 2. Errejón deja la decisión sobre sus cargos en manos de la nueva dirección, pero pide al reelegido líder que respete el “mandato” de la asamblea, que a su juicio ha sido este: “Pluralidad”. El equipo de Iglesias rehusó también despejar el futuro de Errejón, pero todo indica que será apartado. La jefa de gabinete del líder, Irene Montero, auguró al aún secretario político un “papel fundamental” como los que tienen, dijo, Carolina Bescansa, Nacho Álvarez o Juan Carlos Monedero. Todos ellos están fuera de la dirección.

Un cariacontecido Errejón compareció ante los periodistas después de conocerse un resultado muy amargo para él, que no esperaba tan contundente. Sus tesis políticas, defendiendo las cuales decidió plantar batalla a Iglesias, fueron derrotadas por un 56% de los votos de los más de 155.000 militantes que participaron en las primarias. Errejón, no obstante, cree que su planteamiento es mayoritario entre los cinco millones de votantes de Podemos, aunque no lo sea entre los militantes. Además, Iglesias tiene la mayoría absoluta en la dirección pero él mantiene el 37% de los consejeros. Es decir, conserva un peso importante en el partido.

Errejón reconoció la victoria de Iglesias pero se apresuró a reivindicar que el resultado era plural; y como tal, consideró, debe reflejarse en la ejecutiva y en los cargos de responsabilidad de Podemos. “Se ha elegido un nuevo consejo ciudadano. Se tendrá que reunir, tendrá que haber decisiones de la nueva dirección que tendrá que decidir dónde estamos los compañeros que hemos estado en puestos de más visibilidad. Ha habido una fuerza que sale con clara mayoría, pero hay un mandato claro de pluralidad”, subrayó. El todavía secretario político no dio un paso atrás, pero tampoco se atrinchera: “Estaré donde se considere más útil”, dijo, y se comprometió a ser leal con la nueva dirección.

Errejón confió en que prevalezca la “responsabilidad”, aunque durante la campaña dijo ser consciente de lo que se jugaba personalmente confrontando con Iglesias en el congreso. En sus filas el temor es generalizado a ser laminados por la nueva dirección. Aunque Errejón seguirá en la ejecutiva, además de sus cargos de número dos y portavoz en el Congreso puede perder muchos cuadros y asesores. “Creo que todos hemos escuchado de forma muy nítida un llamamiento claro, que decía: ‘Os queremos juntos, queremos unidad’. Estoy convencido de que va a prevalecer la responsabilidad. Y que somos más fuertes cuando somos capaces de integrar”, pidió a Iglesias.

Toda la cobertura de Vistalegre 2

Errejón no da un paso atrás y pide a Iglesias respetar el mandato de pluralidad

Noticias, fotografías, análisis... toda la información para conocer todas las claves del congreso de Podemos.

El entorno del líder evitó aclarar el futuro de Errejón, pero ningún dirigente consultado duda de que será relegado. Al menos como secretario político, con la previsible desaparición de esa secretaría. Su portavocía parlamentaria también pende de un hilo. El cofundador Juan Carlos Monedero, fiel colaborador de Iglesias, le pidió que sea él quien dé un paso atrás. “Errejón tiene que tomar una decisión. Tiene que asumir ahora si él quiere ser portavoz de la nueva línea política o entiende que tiene que representarla otra persona”, consideró en conversación con EL PAÍS.

Más información