Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Susana Díaz: “Ahora no toca hablar de liderazgos”

La líder andaluza sostiene que el que lo haga bien en los congresos ganará las elecciones

Susana Díaz, en Alcalá de los Gazules (Cádiz).

Susana Díaz, secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta de Andalucía, ha preferido no despejar aún la incógnita de si se enfrentará a Pedro Sánchez y al exlehendakari Patxi López para lograr la secretaría general del PSOE en las futuras primarias. “Ahora no toca hablar de liderazgos”, se ha limitado a decir este sábado, justo antes de intervenir en un acto del partido en Alcalá de los Gazules (Cádiz). Ni referencias a su paso al frente ni tampoco al anunciado esta mañana por Pedro Sánchez en Dos Hermanas. Sin embargo, sí ha lanzado un mensaje claro a la unidad ante el reto del congreso socialista: “Este año no va a haber elecciones, va a haber Congresos de todo el mundo y, el que lo haga bien, ganará y quien lo haga mal, perderá”.

La líder socialista ha clausurado la celebración del 130 aniversario de la fundación de la agrupación socialista de Alcalá de los Gazules (Cádiz), creada en 1886, y uno de los graneros más importantes de políticos socialistas andaluces. En ese marco, Díaz ha dejado claro que el momento actual del partido es “una oportunidad para fortalecerse, para recuperar la seguridad en un momento de incertidumbre”. Y la socialista ha dejado claro que, para conseguirlo, la clave es la unidad: “Solo nos va a ir bien si a todos nos va bien, somos compañeros. Voy a luchar porque el único apellido o etiqueta sea el de compañera del partido socialista. ¿En qué familia no se discute? Cuando se hace entre compañeros, dentro del partido, se sale fortalecido”.

La líder andaluza no ha eludido hacer referencia “a los errores” que ha tenido el partido y “a los momentos duros vividos en favor de la democracia”. Sin embargo, ha dejado claro que ahora “es el momento de dejar de mirarse el ombligo, preocuparse por los problemas de los ciudadanos”. En su discurso ante históricos socialistas andaluces, la también presidenta de la Junta ha culpado al sufrimiento generado por la crisis como motivo fundamental de la pérdida de confianza de los socialistas en España. “Cuando la gente se acostumbra a que va a vivir peor, se resigna. Eso es lo que quiere la derecha. Fue lo que nos pasó en diciembre y en junio. La gente se resignó a que no éramos capaces de darles un futuro mejor”, ha recalcado.

Sin embargo, Díaz cree que ahora el partido está preparado para enfrentarse al reto de ganar las elecciones aunque “se pueda ver como algo imposible”. “Nos vamos a levantar muy pronto y muy rápido. Pero, para ello, es importante saber lo que somos y lo que hicieron otros antes”, ha reconocido. A su juicio, esa victoria pasa por “volver a ilusionar, explicarle a los ciudadanos que se puede vivir mejor”. Frente a las ganas “de galopar sobre la indignación de los ciudadanos de otros partidos”, Díaz ha preferido “no distraerse” ante esos mensajes y apelar a los logros conseguidos por los anteriores presidentes del Gobierno socialistas, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

La andaluza ha criticado los recortes salariales, en pensiones y en la Ley de Dependencia; la subida de la luz o la falta de oportunidades universitarias en favor de lo privado. Sin embargo, ha centrado buena parte de su mensaje en la sanidad, poniendo como ejemplo el caso andaluz. “Ahora que vamos a meter 500 millones en la sanidad pública, salen a la calle a deteriorar la imagen de la sanidad andaluza. Eso se llama hacer política en contra de las personas”, ha denunciado.

Frente ello, ha defendido que el PSOE está “para ganar a la derecha, para poner a este país igual que Andalucía”. Díaz cree que es el momento clave para reforzar el partido y acabar con otra victoria en las futuras elecciones generales. Es el máximo objetivo que, a su juicio, deben tener en el PSOE. “Los socialistas no vamos a ir detrás de la pancarta para galopar en el sufrimiento de las personas, vamos a estar en las instituciones para hacerlo mejor”, ha sentenciado.

Por un liderazgo femenino

Díaz no ha sido la única que ha hecho referencia al momento crucial en el que se encuentra el socialismo. La eurodiputada Elena Valenciano, durante su intervención previa a la de la presidenta de la Junta, ha defendido el papel de la socialdemocracia ante “el vendaval que debilita Europa”. De hecho, Valenciano ha hablado del “desafío xenófobo y capitalista que recuerda al peor inicio de muchos fascismos” del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. La eurodiputada ha reclamado la intervención de España en la defensa de los intereses de México ante el reciente anuncio de Trump de la construcción del muro en la frontera de ambos países. “Los españoles tenemos que salir en defensa del pueblo de México. Lo que le pasa a los mexicanos nos importa. La izquierda española le debe mucho a México como lugar de acogida de los perseguidos”.

A eso ha sumado la amenaza del “gran vecino ruso que tiene interés en debilitar el poder europeo”, en referencia al presidente de Rusia Vladimir Putin. Ante realidades, y otras como el drama de los refugiados, que “enladrillan Europa”, Valenciano ha apostado por la recuperación del terreno perdido y la unidad de la socialdemocracia. “No podemos convocar a los de fuera, combatir al capitalismo salvaje, al populismo de izquierdas y de derechas, con una casa dividida. Europa está débil y necesita a la socialdemocracia; la socialdemocracia necesita al PSOE y el PSOE necesita estar unido para hacer fuerza”, ha remarcado con contundencia. Y frente a ello, Valenciano ha dejado claro quienes pueden liderar la unión: “Apuesto por las mujeres como la gran fuerza para amalgamar”.

Díaz y Valenciano han sido las dos grandes ponentes que se encargaron de cerrar las jornadas del aniversario del conocido como ‘Clan de Alcalá’. Durante el viernes fue Alfredo Pérez Rubalcaba, exsecretario general del PSOE, el que protagonizó un encuentro en el mismo pueblo en el que repasó la historia reciente del socialismo español y ensalzó el papel de su partido durante la Transición. “Los independentistas y los otros que aseguran que fue un pacto con el franquismo para seguir sobreviviendo; no es así, estos critican la Transición porque, en el fondo, nos quieren atacar a nosotros. El PSOE no hizo solo la Transición, pero la hizo”, destacó Rubalcaba.

Con esta convocatoria de personajes destacados del PSOE andaluz y nacional, el alcalde de Alcalá, Javier Pizarro (hijo de Luis Pizarro, el diputado más veterano del PSOE-A en el Parlamento de Andalucía) ha querido homenajear a todas las figuras políticas surgidas del Clan de Alcalá. De hecho, desde el inicio de la democracia hasta ahora, desde Alcalá han salido casi 70 cargos públicos socialistas, entre los que se encuentra la exministra Bibiana Aído, el histórico socialista ya fallecido Luis Perales o el propio Luis Pizarro.

Más información