Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos pide en el Congreso que se legalice la eutanasia

El PP es contrario a la medida y el PSOE está abierto a su debate

Ampliar foto
Una enfermera asiste a un paciente.

Unidos Podemos ha registrado este miércoles en el Congreso de los Diputados una proposición de ley para legalizar la eutanasia, garantizar su práctica en toda España y despenalizar su práctica por parte de los médicos. El partido de Pablo Iglesias buscará ahora el apoyo del resto de formaciones. El Partido Popular y Ciudadanos se comprometieron en su pacto de investidura a impulsar una ley de muerte digna, pero el texto que presentó en diciembre la formación de Albert Rivera no hace ninguna mención ni a la eutanasia ni al suicidio asistido, que en este caso seguirían siendo delito. Por su parte, el PSOE tampoco apostó por legalizar la eutanasia en el programa electoral con el que concurrió a las elecciones generales del 26-J, aunque sí se mostró favorable a abrir el debate "si en la próxima legislatura hay consenso al respecto". De hecho, los dos partidos mayoritarios rechazaron una iniciativa similar de IU en la pasada legislatura.

El texto presentado por Podemos indica que podrán solicitar este servicio los mayores de 18 años o menores emancipados que padezcan una enfermedad terminal "sin esperanza" o dolores físicos y psíquicos "intolerables" para el paciente.

Según ha explicado la diputada de IU, Eva García Sempere, serán los médicos o psicólogos los que realicen un informe del paciente para aprobar o denegar su solicitud. La demanda de eutanasia debería hacerse por escrito, en un documento firmado por el paciente en presencia del médico responsable, repitiéndose de manera general en, al menos, dos ocasiones con una separación de 15 días. Si el médico responsable considera que la muerte de la persona o la pérdida de su capacidad para prestar consentimiento informado son inminentes, se aceptará un periodo menor a las dos semanas. La persona demandante de eutanasia podrá revocar su solicitud en cualquier momento.

Objeción de conciencia

Al tiempo, el texto registrado por Unidos Podemos prevé tanto que todo profesional médico tenga el derecho a objetar de la administración de la eutanasia como la obligación de que los servicios sanitarios públicos garanticen el derecho del paciente a poder solicitar este servicio si la evaluación es positiva.

Además, la ley emplaza a la creación de dos comisiones, una autonómica y otra estatal. La primera será un órgano consultivo y de asesoramiento para las consejerías y deberá realizar un informe anual para llevar un control sobre el cumplimiento de la norma en las autonomías. En la segunda, se recogerán los documentos anuales de todas las regiones y servirá para el estudio de lo que está ocurriendo en esta materia en todo el país.

"Hay que adaptar la política a lo posible", ha argumentado Francisco Igea, diputado de Ciudadanos, para explicar por qué la proposición de su partido no recoge la eutanasia. El partido de Rivera cree que hay que ir "paso a paso" y que si en España aún no hay una ley nacional de muerte digna no se puede acelerar directamente a la del suicidio asistido, por lo que no apoyará la propuesta de Unidos Podemos.

Más información