Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trillo dimite como embajador en Londres por el Yak-42

El exministro de Defensa anuncia a los medios de comunicación que este viernes deja la Embajada

Federico Trillo, antes de una gala en Londres.

Federico Trillo ha dimitido como embajador en Londres tras la tormenta política derivada del informe del Consejo de Estado que responsabiliza al Ministerio de Defensa que él dirigía del accidente del Yak-42, el 26 de mayo de 2003, en el que murieron 62 militares

El exministro ha convocado a las siete de la tarde a los medios de comunicación acreditados en Londres, con solo media hora de antelación, y ha leído un breve comunicado. "Hace tiempo que comuniqué al Gobierno mi intención de ser relevado como embajador en Reino Unido, puesto en el que he cumplido más de cuatro años", ha dicho Trillo. "En los últimos días he pedido que ese relevo se produzca cuanto antes, para no interferir en la acción del Gobierno. Así se producirá mañana, por los cauces establecidos”.

Las víctimas: "Solo pedimos dignidad"

Natalia Junquera

Miguel Ángel Sencianes, presidente de la asociación de familiares de las víctimas del Yak-42, explica que no les ha gustado la forma confusa en que Trillo ha anunciado su decisión: "Si realmente dimite, que diga que dimita, no que hace tiempo que pidió ser relevado. Que asuma su responsabilidad política y que el Gobierno aclare si es un cese o efectivamente, un relevo. Nosotros no ganamos ya nada en esta historia porque ya lo perdimos todo. Lo único que buscamos es dignidad, esa es la verdadera guerra. Que asuman su responsabilidad y no lo presenten como ninguna otra cosa. No podemos con más mentiras".

La asociación asegura que hasta ahora, a través de la plataforma Change.org, han recogido más de 137.000 firmas de españoles que exigían la destitución de Trillo. 

Trillo ha recordado que llegó a la Embajada el 15 de mayo de 2012 y que ha vivido en Londres acontecimientos importantes como el referéndum de independencia de Escocia y la victoria del Brexit, que “seguirá dando mucho trabajo” a su sucesor. Trillo ha declarado que su intención es “reincorporarse a su carrera profesional”. Tras una intervención de poco más de dos minutos, en la que no se ha referido al caso Yak-42, el embajador se ha despedido sin aceptar preguntas.

La dimisión se ha producido pocas horas después de el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, respaldase la decisión de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, de asumir íntegramente el informe del Consejo de Estado, que responsabiliza al Ministerio de Defensa de no haber velado por la seguridad de los militares y no haber hecho caso a las advertencias sobre el riesgo que corrían en esos vuelos. Hoy mismo se ha sabido que 13 diplomáticos jubilados de la máxima categoría de la carrera diplomática habían pedido en una carta al ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, el cese inmediato de Trillo como embajador en Londres.

El todavía embajador ha hablado estar tarde con el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, para comunicarle su decisión. El Consejo de Ministros aprobará este viernes el ese del embajador "a petición propia", que se hará efectivo cuando se publique en el BOE el correspondiente decreto; está por ver si con la coletilla habitual del "agradecimiento por los servicios prestados".

La dimisión de Trillo era la opción preferida por el titular de Asuntos Exteriores, que quería evitar su destitución, pero empezaba a ser consciente de que un relevo normal, como el que pretendía, podía demorarse varios meses. Dastis, que ha empezado a cubrir las embajadas que quedaron vacantes por jubilación o ascenso de sus titulares, aún no había pedido el plácet del Gobierno británico al sustituto de Trillo, por lo que no tenía fecha para el relevo, mientras la presión de los grupos de la oposición seguía aumentando.

"Lamento no poder decirle ni el día ni la hora en que Trillo dejará de ser embajador de España en Reino Unido", dijo el pasado miércoles Dastis, durante su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado. Dastis, que defendió la tarea realizada por Trillo al frente de la Embajada en Londres y aseguró no haber leído el informe del Consejo de Estado sobre el accidente del Yak-42, se limitó a señalar que "la responsabilidad se sustanciará y me quedaré ahí".

Tras la dimisión de Trillo y hasta que haya nuevo embajador el máximo responsable de la representación española en Londres será el encargado de Negocios, el diplomático Juan López Herrera.

Más información