Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montserrat cierra en falso la crisis de los copagos

La ministra afirma que no se van a cambiar de momento, pero que estudia hacerlo

Un cliente compra medicamentos en una farmacia. En vídeo, declaraciones de la ministra de sanidad

La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, ha aprovechado la entrevista que tenía concertada esta mañana en La 1 para repetir la frase: “No es cierto que se vaya a subir el copago farmacéutico a los pensionistas con ingresos de más de 18.000 euros”. Con ello quería tranquilizar a los pensionistas, que el día anterior la oyeron decir en Ràdio 4 que el sistema actual, introducido por el PP en 2012, es injusto porque pagan lo mismo por sus medicinas un pensionista que ingrese 18.001 euros y otro que reciba 100.000.

Pero la explicación tenía un añadido: aunque modificar ese apartado no estaba ni en el programa del PP ni en el suyo ni en el pacto con Ciudadanos, habían sido los demás grupos los que le habían hecho darse cuenta de lo injusto del sistema, por lo que ha decidido que los expertos lo estudiarán.

Montserrat —como con la gestación subrogada o la ley de alcohol cero en menores—, todo lo fía a lo que digan los especialistas. “Podía hasta resultar que lo bajara”, dijo ayer en televisión. “Estudiar no quiere decir que se vaya a hacer”, concluyó con la intención, siempre, de tranquilizar a los jubilados.

Rivera no apoya la subida

Ciudadanos no apoyaría la subida del copago a los jubilados que ha planteado la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat. “Me parece injusto y no lo comparto, no estoy de acuerdo en ese copago y creo que el Gobierno no lo va a sacar adelante porque Ciudadanos no lo va a apoyar y el PSOE tampoco”, ha afirmado Albert Rivera tras reunirse con el grupo municipal del Ayuntamiento de Madrid. “El criterio de pensiones altas de la ministra y el mío son distintos”, ha diferenciado el presidente de Ciudadanos. “Montserrat habla de que quien cobre mil euros al mes tendrá que pagar los fármacos siendo pensionista. A mí no me parece que un pensionista ahora resulte que porque ha cotizado muchos años o ha trabajado intensamente tenga que pagar los fármacos cuando en este país hay un acuerdo de hace muchos años. Son derechos adquiridos de su trabajo y sus cotizaciones”, ha zanjado.

El problema queda, por tanto, pospuesto hasta que esos expertos estudien la situación. Y ahí pueden volver los problemas para la ministra. Actualmente, los pensionistas están exentos de copago si reciben una prestación mínima o contributiva; pagan hasta 8 euros al mes si ingresan menos de 18.000 euros; 18 euros al mes si ingresan de 18.000 a 100.000 euros y 60 euros al mes si tienen rentas superiores a esa cifra.

Si el estudio avalara el método actual, la ministra tendría que convivir con lo que ella misma ha calificado de injusto.

Pero si el análisis indica que el sistema hay que cambiarlo, tendría que ponerse a ello. Podría bajar el copago a los que ingresan menos, como especuló, pero ello conllevaría subirlo a los que ingresan más salvo que la factura farmacéutica crezca aún más.

En una entrevista a Abc, la ministra incluso habló de crear nuevos tramos (de 18.000 a 30.000; de 30.000 a 60.000 y de 60.000 a 100.000). Por eso se especulaba, antes de la última rectificación, con que cambiaran los copagos a partir de los 30.000 o 60.000 euros de renta. Los 30.000 vienen a ser el máximo que cobra un pensionista del Estado. Si supera esa cifra de ingresos, quiere decir que tiene otras fuentes financieras, como alquileres, fincas, acciones o depósitos.

Claro que si el estudio indicara que hay que reformar los porcentajes, querría decir que el sistema diseñado cuando Ana Mato como ministra era injusto. Lo que no contempla Montserrat es hacerle caso al PSOE, Podemos y otros partidos de izquierda y revocar el copago, que forma parte del decreto de recortes de 2012, del que ya se han congelado aspectos como los copagos para algunas prestaciones y se ha anunciado que se va a devolver la atención sanitaria a los inmigrantes en situación irregular.

Además, de ese informe podría derivarse que la situación de la población activa (los que ingresan 18.001 euros y el que tiene 100.000 pagan también lo mismo, el 50% del precio de los medicamentos), también es injusta, y se abriría otro melón.

La situación de Ciudadanos es complicada. Según el pacto de legislatura que firmó con el PP, no habría que cambiar el copago si este no supone un problema para el acceso de los medicamentos. Pero ya hay varios estudios que indican que los pensionistas abandonan tratamientos por su coste. El último conocido le da la vuelta a esta premisa. Lo ha hecho la Comunidad Valenciana y concluye que cuando se ha eximido de copago a las personas con discapacidad o rentas más bajas, la tasa de abandono de tratamientos médicos se ha reducido hasta en un 31,7% entre enero y noviembre de 2016 con respecto al año anterior, informa Ignacio Zafra.

En cualquier caso, con la actual composición de las Cortes, es posible que el PP no lograra los votos suficientes para cambiar nada.

Otros asuntos

"Yo no tengo claro" si hay que regular la gestación subrogada, ha dicho también la ministra. "Creo que los partidos no tienen hecho el debate interno", ha añadido, porque es "un tema muy complejo y personal".

Montserrat también ha insistido en la necesidad de elaborar "una ley de consumo cero [de alcohol] a menores". Y puso como ejemplo del efecto de estas normas la ley del tabaco, la de los puntos en el carné de conducir y la de la violencia de género de que sirven para proteger y sensibilizar. Sobre la idea de multar a los padres cuyos hijos sean reincidentes en el consumo de alcohol, ha indicado que primero le llegará una notificación para que acudan a un curso de sensibilización, pero que si el chaval no va, tendrá que plantearse qué hacen.

Más información