Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid activa la fase 3 de contaminación y prohíbe el acceso a la mitad de los coches

Los vehículos tendrán que alternarse para acceder a la ciudad en virtud del número final de su matrícula

Paneles indicativos en la M-30.

Madrid activará mañana por primera vez en su historia el escenario 3 del protocolo de contaminación. La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Marta Higueras, anunció este mediodía  que activa la fase 3 del protocolo municipal por alta contaminación de dióxido de nitrógeno (NO2), lo que significa que prohibirá entrar mañana (día impar) en la almendra central de la ciudad los vehículos de cuya matrícula acabe en número par. Los de "cero emisiones", híbridos, propulsados con gas licuado, motos, los de personas con movilidad reducida, coches de alta ocupación (tres o más ocupantes), el transporte público y los servicios especiales sí podrán circular independientemente de cual sea su matricula. Esta medida es la primera vez que se toma en España, no así en otras ciudades europeas como París o Roma.

La medida entrará en vigor a las 6.30 de la mañana y se extenderá hasta las 21.00. Las restricciones de aparcamiento arrancan a las 9.00 y finalizan a las 21.00, como el horario del SER.

Además, la velocidad sigue quedando limitada, como ya ocurre hoy, a 70 kilómetros por hora en la autovía de circunvalación M-30, así como en las vías de acceso a la capital. Los no residentes continuarán no pudiendo aparcar, al igual que en la jornada de hoy, en las zonas estacionamiento regulado SER, aunque podrán hacerlo en aparcamientos privados y públicos. 

Los coches tendrán que alternarse en los siguientes días, si se mantiene la fase 3, para entrar en la ciudad según la terminación de su matrícula. Los días pares podrán acceder los coches cuyas placas acaben en par, mientras que los impares lo harán el resto de vehículos.

La fase 3 del protocolo de contaminación se toma cuando dos estaciones de medición superan los 200 microgramos de NO2 por metro cúbico de aire durante dos horas consecutivas. Si siguiese incrementando la contaminación en las siguientes jornadas (400 microgramos en dos estaciones), el Ayuntamiento podría declarar la fase 4, que implica, además, la restricción del 50 por ciento del tráfico en la M-30 y la prohibición de que los taxis circulen sin van vacíos en la almendra central. Solo podrían hacerlo los ecotaxis y los transportes públicos.

Las personas que incumplan la normativa municipal serán multadas con 90 euros, que quedarán reducidos a 45 por pronto pago, según ha explicado la directora de Control Ambiental, Paz Valiente, en la rueda de prensa ofrecida esta mañana.

Más información