Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Errejón logra casi el mismo apoyo que Iglesias en su primer duelo ante las bases

El congreso de Podemos se celebrará con las reglas del líder, que obtiene el 41% de los votos

El primer duelo directo entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón ante las bases de Podemos ha arrojado un resultado algo amargo para el líder del partido. Iglesias logró imponer su modelo de congreso con una victoria por la mínima (41% de los votos) en la consulta sobre las reglas del cónclave, en la que su número dos obtuvo el 39% de los apoyos. Ambos dirigentes comparecieron por separado tras el resultado: Iglesias ofreció acuerdos y Errejón reivindicó su fortaleza.

Íñigo Errejón y Pablo Igleias este miércoles en el Congreso. Uly Martín / Atlas

Apenas 2.411 votos de los 98.210 que emitieron telemáticamente las bases de Podemos (el 39,62% de su censo activo) separaron la propuesta del líder de la de su número dos. Dos puntos porcentuales de diferencia en una consulta en la que se decidían las reglas del segundo congreso del partido, pero cuya trascendencia política iba más allá por suponer la primera medición de fuerzas entre ambos. El resultado arroja un equilibrio repartido casi a la mitad entre el secretario general, que por primera vez bajó del 80% de apoyo en un referéndum interno, y su secretario político, que compareció exultante tras demostrar que tiene tras de sí a casi medio partido.

La propuesta de Iglesias fue la vencedora y el congreso se celebrará según sus reglas, pero hasta ahí llega su victoria. Las otras dos le superaron juntas en apoyos: Iglesias obtuvo el 41,57% de los votos (40.830 sufragios), mientras la del portavoz parlamentario se hizo con el 39,12%, 38.410 en números totales. Y la tercera propuesta, la de los Anticapitalistas, consiguió el 10,50% (10.212 votos).

El resultado, que no esperaban en el entorno del líder, le obliga a buscar un acuerdo con su número dos para tratar de no confrontar en el congreso, a riesgo incluso de perder. El secretario general ya había manifestado su intención de llegar a un pacto tanto con el portavoz parlamentario como con la tercera familia de los anticapitalistas, pero ahora los errejonistas exigirán una negociación de tú a tú. “Los números son claros”, subrayó Errejón en su comparecencia en la sede del partido, tras la rueda de prensa de Iglesias. El número dos reivindicó su fuerza y remarcó la importancia política de la consulta, frente a la visión del líder, que la redujo a una cuestión “simplemente metodológica” y “técnica”. “Si votan 100.000 personas en una consulta es porque es decisiva para Podemos”, argumentó el secretario político. “Hay dos proyectos muy equilibrados”, remarcó Errejón. En varias ocasiones incidió además en el “enorme peso y apoyo” que había recibido su propuesta.

Errejón no se postulará

Ahora bien, Errejón mantiene que no disputará el liderazgo a Iglesias. “No está en discusión si Pablo Iglesias es secretario general”, dijo este jueves. El líder había revelado antes que ambos mantuvieron una conversación telefónica tras conocer los resultados —que fue algo fría, según fuentes conocedoras de la misma— en la que el número dos le aseguró que no se postularía. Iglesias arguyó ese apoyo para negar que su liderazgo salga desgastado. “Me produce un cierto apuro tener el apoyo de todos los sectores del partido. Para mí es una enorme responsabilidad”, reflexionó. El líder insistió en que el proceso no deja “vencedores ni vencidos”.

El congreso de Podemos se celebrará, según el modelo de Iglesias, votando de forma conjunta los documentos político y organizativos y las listas a la dirección. El cómputo de voto ideado por el líder privilegia a la lista mayoritaria, pero Errejón intentará arrancar mejoras en el sistema, ahora que ha logrado fuerza para negociar. La disputa interna no ha hecho más que comenzar.

Un fallo técnico obligó a retrasar el recuento

Un fallo técnico, informó Podemos, obligó al partido a retrasar el recuento de los resultados de la consulta a las bases sobre las reglas del congreso de Vistalegre 2, que iba a hacerse público por la mañana. Los resultados del referéndum interno se conocieron al final a las 16 de la tarde, en vez de a la 13.30 como se había anunciado inicialmente. Se trató de un error en un "fichero de configuración del recuento", explicaron desde la secretaría de Organización del partido, y correspondió a la empresa que realiza el proceso de votación para Podemos, Agora Voting.

La votación telemática terminó el pasado martes a las 23.59 pero los resultados no se conocen hasta más de 24 horas después porque la empresa realiza un descifrado de los datos y un control de fraude que alarga el proceso. El control de fraude busca detectar que no haya patrones de voto sospechosos, como una persona que vota muchas veces, por ejemplo. Fuentes de la secretaría de Organización indicaron que ese control antifraude se desarró con normalidad, pero que el fallo en ese fichero había impedido que arrancara el recuento.

El partido aseguró además que el problema no fue fruto de un ataque ni había riesgo de alteración de los datos. Representantes de todas las candidaturas estuvieron presentes en el escrutinio digital, y ninguna cuestionó los resultados.

Más información