Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francisco Granados niega que esconda fondos a la justicia en el extranjero

El exconsejero madrileño sostiene que los apuntes de su agenda no eran de una caja b del PP

Francisco Granados, exconsejero de Justicia de la Comunidad de Madrid y único imputado del caso Púnica de corrupción que permanece en prisión, ha aportado escasas novedades en su esperada declaración ante el juez Eloy Velasco, este miércoles. Según fuentes jurídicas, Granados ha negado que disponga de fondos en el extranjero ocultos a la justicia y ha asegurado que el supuesto cerebro de la trama, el constructor David Marjaliza, que realizó una confesión que le valió la puesta en libertad el 30 de diciembre de 2015, mintió y sigue ganando dinero a día de hoy en Valdemoro, localidad en la que Granados fue alcalde.

El exconsejero ha afirmado que las iniciales y cantidades que apuntó en una agenda que le fue incautada por la Guardia Civil no corresponden a una supuesta financiación irregular del PP madrileño, como sospecha el juez Velasco. Entre estas iniciales ligadas a cantidades figuran B. G. M., que los investigadores identifican como Beltrán Gutiérrez Moliner, exgerente del PP regional; o J. L. M., que supuestamente corresponde a Javier López Madrid, yerno de Juan Miguel Villar Mir, antiguo dueño de la constructora OHL. Según Granados, estos apuntes son en realidad asistentes a actos públicos del PP.

La mayor concesión que ha hecho Granados a lo largo de las casi tres horas que duró su declaración, según fuentes jurídicas, fue admitir que el millón de euros que fue hallado por la Guardia Civil en un altillo de la casa de sus suegros le pertenece. Granados ha vuelto a explicar que esos fondos los ganó tras salir de Société Générale, banco suizo para el que trabajó antes de dedicarse a la política.

Granados, privado de libertad desde octubre de 2014, cuando estalló la Operación Púnica, pidió a Velasco que le tomara de nuevo declaración después de que el magistrado prorrogara su periodo de prisión provisional, decisión que fue ratificada por la Audiencia Nacional.

La justicia tiene sospechas de que Granados, que fue consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid y secretario general del PP madrileño con Esperanza Aguirre, oculta a la justicia un "elevadísimo patrimonio", lo que le permitiría, en caso de ser puesto en libertad, fugarse y destruir pruebas.

El abogado de Granados, Carlos García de Ceca, ha afirmado, en declaraciones a los medios de comunicación, que tras más de dos años de cárcel, decir que su cliente está mal "es decir poco". El letrado asume que el exconsejero permanecerá en prisión tras su declaración de este miércoles.

Más información