Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE y el Gobierno acuerdan prohibir los cortes de luz por pobreza energética

La iniciativa se definirá en los próximos tres meses y se aplicaría todo el año, no solo en invierno

El ministro Álvaro Nadal y el socialista Antonio Hernando, este miércoles.

El PSOE ha explotado de nuevo su condición decisiva en el Congreso para alcanzar mayorías y la situación de debilidad del Gobierno cerrando un acuerdo con el Ejecutivo de Mariano Rajoy para evitar los cortes de luz a las familias vulnerables. A cambio, el ministro de Energía, Álvaro Nadal, se garantiza el apoyo de los socialistas a la reforma del bono social, tarifa subvencionada que se aplica a cerca de 2,5 millones de consumidores con bajos ingresos. Unidos Podemos se ha quedado fuera del pacto pese a que una de sus banderas es la lucha contra la pobreza energética. Ciudadanos sí ha realizado aportaciones.

Los socialistas han sacado provecho en esta ocasión de la necesidad del Ejecutivo en minoría de Rajoy de sacar adelante, antes de acabar el año, un decreto ley con el nuevo sistema de financiación del bono social. El Tribunal Supremo lo anuló en octubre, obligando a indemnizar a las eléctricas. El fallo considera que la tarifa —un descuento del 25% para los más desfavorecidos, desde jubilados con la pensión mínima a familias con todos sus miembros en paro— era discriminatoria. La razón es que no incorporaba a todas las empresas del sector de la comercialización, ya que incluía a las cinco firmas principales, que representan al 94% de la facturación energética, pero dejaba fuera a las pequeñas comercializadoras. Las eléctricas aportaron 186 millones a esta ayuda el ejercicio pasado.

En este contexto, el ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha accedido, requerido por el calendario, a  modificar la Ley del Sector Eléctrico, en la que figurará de forma expresa la prohibición de la interrupción del servicio eléctrico a las familias consideradas "vulnerables" por los servicios sociales. “Hemos logrado un acuerdo pronto, quería que fuese antes del 31 de diciembre para dar garantía al bono social”, ha reconocido.

Para encontrar el encaje dentro de la ley del sector eléctrico se modificará el artículo 52 de la legislación, estableciendo la imposibilidad de interrumpir el suministro eléctrico a las familias que están declaradas como vulnerables. Se aplicará en función de la renta —no se especifica— y durante todo el año, no solo en los meses de invierno. "Es una reforma estructural y es el principio del fin de la pobreza energética", ha valorado el portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando. El Ministerio de Energía se ha comprometido a que haya una regulación en un plazo de tres meses. Al PSOE le gustaría extender el acuerdo más adelante a aquellos ciudadanos que tienen problemas para pagar la factura del gas.

Antes de que se concrete el acuerdo, el gobierno aprobará en el Consejo de Ministros de este viernes o a más tardar en el de la próxima semana un real decreto ley para abordar la nueva formulación del bono social, que deberá contar con la convalidación del PSOE en el Congreso. Una vez que la Ley del Sector Eléctrico recoja el nuevo punto (artículo 52.4J) para blindar a las familias más vulnerables se desarrollará toda la reglamentación para ver cómo las comunidades autónomas activan este protocolo junto a las eléctricas y los Ayuntamientos. La Conferencia de Presidentes prevista para el 17 de enero también abordará el pacto contra la pobreza energética entre PP y PSOE. Nadal ha apelado a la "generosidad" de ayuntamientos y autonomías para que "dupliquen" sus recursos para asumir las facturas de los afectados que no pueden abonarlas. "Lo importante para nosotros es que la pobreza energética tiene que estar regulada a nivel estatal. Tiene que haber una regulación en la que el Estado haga ese impedimento de los cortes de luz mediante su incorporación dentro de la ley sectorial", ha destacado Pilar Lucio, portavoz socialista de Energía.

Las grandes eléctricas no han querido valorar el pacto. Portavoces tanto de Endesa como de Iberdrola han explicado que era “prematuro” examinar si la norma será la adecuada. “Sin el desarrollo legislativo, que todavía no se ha llevado a cabo, no podemos saber si tiene sentido”, apuntó Endesa. Además, esta empresa asegura que ya no corta nunca la luz a ninguna familia que sufra pobreza energética, especialmente cuando han sido avisados por parte de los servicios sociales. “Hay que esperar a saber cómo se legisla la financiación, la declaración de familias vulnerables… Es pronto”, insiste la empresa.

Una anciana de Reus (Tarragona) que tenía la luz cortada falleció en noviembre en el incendio ocasionado por una vela en su vivienda. "Vamos a hacer valer la fuerza de nuestros 84 diputados para llegar a acuerdos que sean beneficiosos para los ciudadanos y para derogar las leyes más perjudiciales del PP. Estamos aquí para hacer oposición útil", ha señalado Hernando.

Pese a firmar su peor resultado en unas elecciones generales el 26 de junio y obtener 84 diputados (uno más contando al de Nueva Canarias), el PSOE está exprimiendo un rol aun así determinante en el Parlamento. Hasta el punto de que, hoy por hoy, su capacidad de influencia trasciende al pacto de investidura entre el PP y Ciudadanos. Melisa Rodríguez, diputada de Ciudadanos, ha acusado a populares y socialistas de ejercer un “bipartidismo rancio” después de la escenificación del acuerdo y de que Nadal afirmara que ningún otro partido había respondido a sus propuestas desde el pasado 2 de diciembre. Rodríguez ha acusado al ministro de “mentir” y ha apuntado que su partido había remitido a Nadal el día anterior un documento con propuestas. Hernando, por su parte, ha incidido en que el PSOE había presentado un texto articulado a diferencia de “otros” que se dedican “a protestar”, en alusión a Unidos Podemos.

Instalados en la crisis y pese a la incertidumbre sobre quién liderará el partido, los socialistas están explotando también las dificultades de Unidos Podemos para alcanzar acuerdos en la Cámara, donde la coalición se divide entre los partidarios de realizar una oposición institucional o más a pie de calle. Prueba de ello fue el compromiso que el Gobierno adquirió con el PSOE. “Vamos a hacer valer la fuerza de nuestros diputados para llegar a acuerdos beneficiosos y derogar las leyes más perjudiciales del PP. Estamos aquí para hacer oposición útil”, ha subrayado Hernando.

Unidos Podemos califica el pacto de "paripé" y lo considera "un parche"

ELSA GARCÍA DE BLAS

Unidos Podemos ha calificado el acuerdo de “chanchullo” y de “paripé”, porque “el PP y el PSOE le han dado la espalda al Parlamento y a las organizaciones sociales”, se ha quejado el diputado Rafael Mayoral en el escritorio del Congreso. La coalición entiende que el bono social – un descuento de un 25% para pensionistas con la pensión mínima, familias numerosas y familias con todos sus miembros en paro- es solo un “parche” y por eso pide sustituirlo por la “tarifa social”, modulada en función de la renta –un criterio que abarcaría a más consumidores, alegan- y cuyos costes tendrían que asumir las eléctricas. Unidos Podemos también reclama que no se puedan efectuar cortes del suministro a hogares vulnerables sin que los servicios sociales comprueben su situación, pero plantea más medidas, como que se aplique un IVA reducido en general a los suministros eléctricos (ahora es del 21%, el más alto) y elaborar una auditoria de los costes del sistema eléctrico y sobre el déficit de tarifa. El partido no ha adelantado cuál será su voto ante el acuerdo cuando llegue al Congreso porque aún no conoce su contenido, dado el “oscurantismo” del mismo.

El ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha acusado a Unidos Podemos de no haber aportado sus propuestas para poder ser incorporadas al acuerdo con el PSOE. Los diputados de la coalición rechazan que tal acusación sea cierta ya que manifestaron su posición el pasado 24 de noviembre en una reunión con el ministro tras la cual le enviaron una carta –fechada el pasado 29 de noviembre- en la que le detallan sus propuestas. La misiva, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, está firmada por los portavoces de energía del grupo parlamentario, Rosa Martínez y Josep Vendrell, y propone diferentes medidas. Al mismo tiempo, el pasado 29 de noviembre el Congreso aprobó una moción presentada por su grupo contra la pobreza energética. El partido se ha reunido esta mañana con la Alianza contra la pobreza energética (una asociación civil especializada) y el líder de la formación, Pablo Iglesias, así como otros diputados, asistirán esta tarde a una manifestación convocada en Madrid frente al Banco de España contra la pobreza energética.

Más información