Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un hombre al ser arrastrado por una riada en un pueblo de Alicante

La misma rambla de Finestrat se cobró la vida de otras dos personas en el temporal de 2011

El hombre fallecido en Alicante momentos antes de intentar llegar a su coche. G. C. Vídeo: ATLAS

Una rambla natural pero urbanizada del municipio alicantino de Finestrat se ha vuelto hoy a cobrar una vida. Un hombre que aún no ha sido identificado ha muerto esta mañana después de ser arrastrado por una riada provocada por las fuertes lluvias que se registran en la zona, según han confirmado fuentes de la Guardia Civil. Al parecer, los hechos han ocurrido minutos después de las 11.00, al parecer cuando la víctima trataba de llegar a su vehículo, que estaba estacionado, para llevárselo del lugar, pues el agua bajaba con fuerza. La crecida lo ha arrastrado rambla abajo y lo ha vomitado mar adentro.

Varias dotaciones de la Guardia Civil, entre ellas buzos especializados y miembros de su servicio marítimo, así como agentes municipales y personal del Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante, han montado un dispositivo para tratar de localizar al hombre, que ha sido rescatado ya sin vida del mar. A continuación, un helicóptero de la Diputación ha evacuado su cadáver.

La rambla donde se han registrado los hechos suele inundarse en los episodios de fuertes precipitaciones como las caídas hoy. El 21 de octubre de 2011, un matrimonio británico de septuagenerios pereció ahogado en otra crecida de agua. Las víctimas habían acudido a un mercadillo municipal compuesto de más de un centenar de puestos que no podía instalarse en este punto al tratarse de un lugar con riesgo de riadas. En aquella ocasión cayeron 7,2 litros por metro cuadrado en apenas 25 minutos. Una tromba descomunal que causó también importantes daños materiales y causó heridas a otras cinco personas.

La tragedia llevó al entonces alcalde de Finestrat, Honorato Algado, del PP, a ser imputado por una juez de Benidorm por delitos de imprudencia con resultado de muerte y lesiones. A partir de entonces, el mercadillo dejó de celebrarse en este barranco. Sin embargo, la rambla está totalmente urbanizada, cuenta con múltiples negocios al tratarse de un punto muy turístico y la gente suele estacionar en ella pese a que algunas señales, y a veces vallas, lo prohíben.

La provincia de Alicante se encuentra en alerta naranja por un temporal de lluvias que está siendo acompañado por fuertes rachas de viento. Los bomberos han realizado múltiples salidas para achicar aguas de bajos, sanear fachadas o retirar toldos, ramas y árboles caídos a la vía pública.

Más información