Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vascos quieren un referéndum, pero solo el 17% apoyaría la independencia

El 81% opina que Euskadi no será un Estado soberano en 2030, según el DeustoBarómetro

María Silvestre y Braulio Gómez, responsables del Deustobarómetro.
María Silvestre y Braulio Gómez, responsables del Deustobarómetro.

Casi la mitad de los vascos defiende la celebración de un referéndum sobre la independencia del País Vasco, pero solo el 17% votaría a favor de esta opción en esa hipotética consulta, frente a un 42% que se declara partidario de aumentar la autonomía vasca. Además, el 81% de la población cree que en 2030 Euskadi no será un Estado soberano, según los datos que arroja el último DeustoBarómetro que se ha hecho público este viernes.

La encuesta realizada por la Universidad de Deusto, de carácter semestral tras consultar a un millar de ciudadanos, confirma la tendencia que reflejaba la anterior oleada publicada en junio pasado y apunta a la misma dirección que el reciente Euskobarómetro que la Universidad del País Vasco (UPV) dio a conocer a comienzos de este mes. La mayoría quiere convocar una consulta, pero los apoyos independentistas siguen siendo minoritarios en esta comunidad autónoma.

Las principales preocupaciones de los vascos van en otra dirección. Las malas condiciones laborales, la crisis económica o la calidad de los servicios públicos figuran entre los asuntos que más les inquietan, según el estudio demoscópico, realizado entre el 30 de noviembre y el 8 de diciembre.

María Silvestre y Braulio Gómez, responsables del DeustoBarómetro, han explicado que los apoyos a la convocatoria de un referéndum sobre la independencia se mantienen con respecto a junio pasado. Un 49% de los consultados son partidarios de la consulta, aunque los apoyos que recibe la opción de romper con España se reducen del 23% al 17% en esta última oleada. Este porcentaje es inferior al que arrojó el reciente Euskobarómetro, en el que el 59% de los vascos apoyaba el referéndum y el 31% declaraba que votaría a favor de la separación.

El 82% cree que en ningún caso se puede justificar el uso de la violencia para alcanzar fines políticos. La mayoría reconoce que se siente libre para expresar sus ideas políticas en cualquier situación. Respecto a la nueva composición del Gobierno vasco, formado por el PNV y el PSE, la mayoría se decanta por acuerdos con Elkarrekin Podemos para sacar adelante las propuestas económicas, sociales y de empleo. En cambio, para asuntos como el autogobierno, paz y convivencia prefieren la participación conjunta de Elkarrekin Podemos y EH Bildu.

El 50,2% considera que la presencia de las Fuerzas de Seguridad del Estado en Euskadi "no son un obstáculo para la paz". Al mismo tiempo, hay más ciudadanos (42%) que piensan que los homenajes a miembros de ETA "no legitiman el terrorismo que los que piensan lo contrario" (37%). La mayoría de la sociedad vasca es favorable al fin de la dispersión de los presos de ETA, han explicado Silvestre y Gómez.

Respecto a la política internacional, la mayoría cree que habrá en el mundo más líderes como Donald Trump (60%) y que no habrá ningún sistema económico diferente del capitalismo (75%).

También son pesimistas con relación a la curación del cáncer. Opinan que en 2030 no se habrá encontrado una cura. Un 88% cree que no habrá una mujer lehendakari y un 81% pronostica que Euskadi no será un Estado independiente. En esa fecha no habrá dinero para pagar las pensiones (61%,) el euskera no será la lengua más utilizada (62%), la eutanasia seguirá siendo ilegal (55%) y no será un país mayoritariamente católico (60,3%). La mayoría tampoco ve probable que Euskadi alcance en 2030 la autonomía energética (54%) y cree que no se habrá erradicado la violencia machista (78%).

Más información