Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
INE

El descenso de nacimientos hace que España pierda 72 habitantes al día

Los recién nacidos se han reducido un 4% y hay casi 13.000 personas menos que la primera mitad de 2015

Cunas de bebé en el Hospital Clínico de Barcelona. CARMEN SECANELLA | EFE

España sigue perdiendo población, a un ritmo de 72 personas al día, esencialmente porque hay menos recién nacidos. En la primera mitad de este 2016, el número de nacimientos se ha reducido un 4,6% con respecto al mismo periodo del año pasado y han muerto 12.998 personas más de las que vinieron al mundo. Los datos forman parte del estudio de Movimiento Natural de la Población, hecha pública este martes por el Instituto Nacional de Estadística, que también registra un descenso del 2,7% de matrimonios, con respecto al mismo periodo del año anterior, según datos provisionales. De enero a junio se produjeron 68.560 matrimonios.

La bajada en los nacimientos —195.555 bebés en la primera mitad de 2016—  continúa la tendencia de descenso que se inició en 2008 y que únicamente se vio interrumpida en 2014, cuando subieron un 0,1%. Los niños de madre extranjera suponen el 17,9% del total de nacimientos. El año pasado suponían el 17,6%.

Con respecto a las defunciones, los datos provisionales del INE indican que entre enero y junio de 2016 fallecieron 208.553 personas, un 7,8% menos que en el mismo periodo de 2015. Esta reducción se debe al descenso en el número de fallecimiento en los meses de enero y febrero, que en 2015 estuvieron caracterizados por una alta mortalidad.

Desde el INE explican que, como norma general, los primeros semestres de cada año suelen tener mayor mortalidad y menor natalidad que los segundos y que un saldo vegetativo negativo —la diferencia entre nacimientos y defunciones— durante el primer trimestre no implica necesariamente que se mantenga para el conjunto del año.

Menos bebés en Cataluña, Melilla y Aragón

Por comunidades, en las que más han aumentado los nacimientos son Illes Balears (un 1,5%), la ciudad autónoma de Ceuta (0,8%) y Principado de Asturias(0,6%). Los descensos más significativos los han registrado Cataluña (–9,0%), la ciudad autónoma de Melilla (–7,4%) y Aragón(–6,0%).

El número de defunciones disminuyó en todas las regiones y solo creció en la ciudad autónoma de Ceuta (3,6%). Los mayores descensos se han dado en La Rioja (–10,9%), Aragón (–10,2%) y Extremadura (–9,9%).

En cinco comunidades autónomas la cifra de niños nacidos superó a la de las defunciones: Comunidad de Madrid, Andalucía, Región de Murcia, Illes Balears y Canarias, así como en las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta. En todas ellas, excepto en Canarias, el saldo vegetativo ya fue positivo en el primer semestre de 2015.

Más información