Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE y el Gobierno pactan una subida del 8% en el salario mínimo

El SMI aumentaría hasta los 707,6 euros al mes y formaría parte del pacto sobre el techo de gasto

Unas veces con el Gobierno, otras con una mayoría alternativa, el PSOE quiere sacarle el máximo rendimiento a esta legislatura. En esta línea sitúa los pactos de este jueves con el Ejecutivo para subir un 8% el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), la mayor de una sola vez desde 1986, y el establecimiento de la senda de déficit en un 0,6% del PIB para las comunidades autónomas, una décima más de lo que quería el Gobierno, lo que supone cientos de millones más para políticas sociales. El PP y el PSOE también abren la puerta a una subida de las cuotas de la Seguridad Social, aumentando las bases máximas de cotización.

El portavoz del PSOE, Antonio Hernando. ULY MARTÍN | ATLAS

Con el trauma aún presente en el PSOE por la división interna que produjo la decisión de abstenerse ante la investidura de Mariano Rajoy, todo pacto con el PP está bajo vigilancia en un sector del propio partido y en Podemos. Y esa prevención obliga a que todos los acuerdos que alcancen deban ser claramente beneficiosos para los sectores sociales que les han dado la espalda, señalan en fuentes socialistas que resaltan los pactos de este jueves y los conseguidos en los últimos días.

“Nos disponemos a sacar el máximo rendimiento a nuestra fuerza en el Parlamento, bien con acuerdos con el Gobierno o con una mayoría alternativa de grupos de oposición”, señaló el portavoz de Empleo del PSOE en el Congreso, Rafael Simancas. De su área ha salido una medida pactada con el Gobierno por la que el PSOE rezuma casi euforia: la subida de un 8% del Salario Mínimo Interprofesional tras una negociación del exministro socialista de Trabajo Valeriano Gómez, en coordinación con el portavoz del PSOE de Hacienda, Pedro Saura.

La subida del SMI es una de las exigencias del PSOE para dar su apoyo al techo de gasto y las líneas básicas de los presupuestos que el Ejecutivo tiene que remitir a Bruselas. El resto del pacto contiene medidas para incrementar la recaudación impositiva en 2017 en unos 8.000 millones de euros, cantidad que procedería básicamente de incrementos en el Impuesto de Sociedades (5.000 millones) y en los impuestos especiales.

Con ese incremento, el mayor de una sola vez desde 1986, el SMI subirá 52,4 euros al mes: de los 655,20 euros actuales a 707,6. En 2004 fue mayor, pero fue en dos tiempos (enero y julio). Este incremento no alcanza la magnitud del que propuso Podemos en una proposición de ley que el Congreso respaldó la semana pasada, con los votos del PSOE. En ese texto se plantea una subida hasta los 800 euros en 2018 y una senda al alza para que la legislatura acabe con un SMI en torno a los 950 euros.

Desde el Ministerio de Empleo se subraya que el grupo popular, que no respaldó la iniciativa de Podemos, sí que apoyó en marzo otra de la antigua Convergència que plantea una subida hasta esa misma cantidad. Esos 950 euros suponen el 60% del salario neto, una recomendación de la Carta Social Europea.

Otra medida que contempla el pacto es el compromiso de subir las bases máximas de cotización, aunque deberá concretarse en el Pacto de Toledo. Esto supone un incremento indirecto de cuotas, que de llevarse al máximo puede suponer un aumento en la recaudación de la Seguridad Social de más de 7.000 millones.

El PSOE calibra estos días su capacidad de presión en varios frentes y de manera simultánea por su grupo parlamentario y por el poder territorial. Los siete Gobiernos autónomos socialistas, más otros dos en los que cogobierna —Cantabria y Canarias—, han dirigido la pauta para llegar anoche al acuerdo alcanzado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Ese pacto, que permite a las comunidades autónomas un déficit del 0,6% del PIB en lugar del 0,5% inicialmente previsto, da margen para subir el gasto social en cientos de millones.

Fuentes territoriales del PSOE apuntan a que la discusión sobre aprobar o no el techo de gasto no tiene sentido, ya que cada comunidad debe pelear por conseguir las mejores condiciones para su territorio, “como siempre ha sido”, recalcan. Los acuerdos de estos días nada más empezar la legislatura quieren ser la pauta a seguir por los socialistas que, además de la subida del SMI y el acuerdo en la senda de déficit, realzan el pacto sobre pensiones y los cambios seguros de la llamada ley mordaza y la LOMCE.

Más información