Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

30.000 muertes prematuras al año en España por la contaminación

La Agencia Europea del Medio Ambiente cifra en 520.000 los fallecimientos en la UE

Un coche en Madrid a principios de mes.

La contaminación causa al año 29.980 muertes prematuras en España, según los cálculos de la Agencia Europea del Medio Ambiente, que este miércoles ha presentado su informe anual sobre polución. Estas estimaciones se refieren al ejercicio de 2013 y suponen un descenso respecto a las de 2012, cuando esta agencia sostuvo que los fallecimientos prematuros vinculados a la contaminación en nuestro país eran 33.200.

En toda Europa, se aprecia un repunte en las muertes relacionadas con la polución, que en 2013 fueron 520.000 en los 28 Estados miembros de la Unión.

Por contaminantes, tanto en el conjunto de la Unión Europea como en el caso específico de España la sustancia que más fallecimientos prematuros desencadena son las conocidas como PM2,5, las partículas en suspensión de menos de 2,5 micras, que están vinculadas al tráfico y al combustible diésel. 

Alemania (73.400 fallecimientos), Italia (66.630), Francia (45.120) y Polonia (48.270) encabezan el listado de fallecimientos vinculados a estas partículas. En el caso de España, la Agencia Europea del Medio Ambiente cifra en 23.940 las muertes prematuras relacionadas con las PM2,5. En la Unión Europea llegan a 436.000.

El problema del ozono

El informe destaca que los países con el mayor impacto en el caso del ozono son Italia, Alemania, Francia, España y Polonia. En nuestro país, 1.760 fallecimientos prematuros están relacionados con esta sustancia.

Un reciente informe de Ecologistas en Acción apuntaba a que 10,2 millones de españoles, un 21,8% de la población, viven en zonas en las que, entre 2014 y 2016, se han superado los límites legales de exposición al ozono troposférico. Mientras que la crisis ha hecho que los contaminantes clásicos se hayan reducido en España en los últimos años, no ha ocurrido así con el ozono. Esta sustancia no se produce directamente en al quemar combustibles fósiles o en la industria, pero en estas actividades se generan los precursores que hacen que, en combinación con la radiación solar, se forme el ozono en las capas bajas de la atmósfera.

Italia, con una radiación solar similar a la de España, es el país de la Unión Europea en el que más muertes prematuras están relacionadas con el ozono, 3.380 en 2013, según los datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente. 

El tercer contaminante que analiza esta agencia es el dióxido de nitrógeno, que también está relacionado con el tráfico. La estimación para España es de 4.280 muertes prematuras en 2013. 

"La contaminación del aire tiene efectos importantes sobre la salud de los europeos, particularmente en las zonas urbanas", ha resaltado la Agencia Europea del Medio Ambiente. "Sigue siendo el riesgo de salud ambiental más grande en Europa", ha añadido.

Más información