Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guillermo Zapata: “Yo no pretendo que el chiste haga gracia, lo sitúo en un debate”

El edil declara en la Audiencia Nacional acusado de humillar en Twitter a las víctimas de ETA

Guillermo Zapata, este lunes, a su llegada a la Audiencia Nacional.

"Yo no pretendo que el chiste haga gracia, lo sitúo en un determinado debate", ha afirmado Guillermo Zapata, concejal de Ahora Madrid, que ha defendido este lunes su inocencia en la Audiencia Nacional, donde ha declarado acusado de un delito de humillación a las víctimas del terrorismo. El edil del Ayuntamiento de Madrid se enfrenta a una pena de un año y ocho meses de prisión por escribir un tuit en 2011 que rezaba: "Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcàsser para que no vaya Irene Villa a por repuestos". El edil ha insistido en que, en ningún momento, publicó ese mensaje con el objetivo de ofender, sino que se enmarcaba en un debate sobre los límites del humor negro.

La Asociación Dignidad y Justicia pide, además de la pena de cárcel, la inhabilitación absoluta del concejal durante siete años. Este colectivo es el único que ejerce la acusación, después que la fiscalía retirase la suya al entender que no existió un ánimo de atacar a las víctimas y después, además, de que Manos Limpias no haya comparecido este lunes. "Además, si se me atribuye un dolor a las víctimas del terrorismo, yo tengo que salir y decir públicamente que condeno el terrorismo", ha repetido Zapata este lunes durante la vista oral. "Y participé en las movilizaciones contra los asesinatos de Miguel Ángel Blanco y de Francisco Tomás y Valiente", ha añadido durante su último turno de palabra.

El concejal del Ayuntamiento de Madrid ha subrayado que él se limitaba a "citar" un chiste: "Yo no lo invento". Ha explicado que escribió el tuit durante un debate público sobre los límites del humor negro y que tenía por objetivo "señalar aquello que tiene un perjuicio mínimo en un entorno pequeño, pero que se puede desdibujar en la red". "Un chiste puede no ser gracioso, pero tener formulación de chiste. Un chiste de humor negro es mezcla de angustia e hilaridad, donde surge el humor como mecanismo de defensa", ha repetido el edil, que ha remachado: "Hasta que fui nombrado concejal no tuve quejas por el tuit de Irene Villa".

Tras casi tres horas, el juicio ha quedado visto para sentencia. La defensa y la fiscalía han pedido la absolución del edil. La abogada de Dignidad y Justicia ha solicitado su condena al alegar que, aunque Irene Villa no se haya sentido ofendida, "muchas otras víctimas del terrorismo sí tienen esa sensación de humillación".

Una causa archivada tres veces

Hasta llegar a la cita de este lunes, el proceso judicial ha recorrido un camino abrupto. El instructor Santiago Pedraz archivó hasta tres veces la causa. El juez entendió reiteradamente que el tuit no se escribió con ánimo de ofender a las víctimas del terrorismo. El magistrado lo situó dentro de los límites de la libertad de expresión, ya que enmarcó este mensaje junta a otras bromas publicadas en la red social —por ejemplo, sobre el holocausto—.

Pero la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional rechazó esta argumentación hasta en tres ocasiones. Los jueces conservadores Enrique López y Concepción Espejel impusieron su criterio y consideraron que el tuit denigraba a Irene Villa, que perdió ambas piernas en 1991, cuando sufrió un atentado de ETA siendo niña. Aunque, eso sí, este dictamen de la Sala contó con el voto discrepante del magistrado José Ricardo de Prada, que llega a afirmar que la decisión de sus compañeros de tribunal "se trata, ni más ni menos, que de la criminalización de la opinión y de la expresión".

El "sesgo ideológico" de Espejel y López

Otros concejales de Ahora Madrid han mostrado este lunes su apoyo a Zapata. Rita Maestre y Carlos Sánchez Mato han escrito un artículo en EL PAÍS donde defienden la inocencia del acusado y piden su absolución: "De seguir este camino, donde se arregla a base de denuncias lo que no se ha ganado en las urnas, generamos cada vez más, como sociedad, un precedente inadmisible y una sentencia mucho peor que a lo que se enfrenta Guillermo".

Todo mi apoyo a Zapata. El trabajo persistente de la máquina del fango no logrará frenar el cambio

Pablo Iglesias, líder de Podemos

En ese sentido, Maestre ha insistido esta mañana en que existe "un interés o sesgo ideológico" en la reapertura del juicio oral contra el edil: "Creemos en la independencia de la justicia, pero también creemos que a veces existen colisiones entre las normales afinidades ideológicas y políticas de los jueces y su tarea". La Audiencia Nacional ha apartado a Espejel y López del caso Gürtel por sus vínculos con el PP.

"Nos dijeron que nos presentáramos a las elecciones. Lo hicimos. Ganamos. No supieron perder y usan los juzgados para cambiarlo", ha apostillado Nacho Murgui, otro edil de Ahora Madrid. Pablo Iglesias, líder de Podemos, también ha respaldado públicamente al concejal: "Todo mi apoyo a Zapata. El trabajo persistente de la máquina del fango no logrará frenar el cambio".

Más información