Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mariano Rajoy jura ante el Rey como presidente

El jefe del Ejecutivo dará a conocer su Gobierno el próximo jueves

Mariano Rajoy jura el cargo ante el Rey, este lunes. FOTO: ÁNGEL DÍAZ (EFE) / VÍDEO: QUALITY

Mariano Rajoy ha jurado este lunes el cargo de presidente del Gobierno ante el Rey después de que el pasado sábado obtuviera el apoyo del Congreso al abstenerse el PSOE en la segunda votación de la investidura. La ceremonia, celebrada en La Zarzuela, ha sido el paso siguiente después de que el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicara el real decreto firmado por Felipe VI y refrendado por la presidenta del Congreso, Ana Pastor. Rajoy presentará a su nuevo Gobierno este jueves.

El jefe del Ejecutivo ha llegado La Zarzuela poco antes de las 10.30 acompañado del ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, que ha oficiado de notario mayor del Reino. Al acto han acudido también los presidentes del Congreso, Ana Pastor; del Senado, Pío García Escudero; del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos Orihuel, y del Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Supremo, Carlos Lesmes. En el Salón de Audiencias, con la Constitución —abierta por el Título IV y el artículo 99.3— y la Biblia sobre la mesa, el jefe de Protocolo, Alfredo Martínez, ha leído el real decreto publicado en el BOE con el nombramiento y Rajoy ha pronunciado el juramento.

"Juro cumplir fielmente las obligaciones de cargo de presidente del Gobierno con lealtad al Rey y guardar u hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros", ha manifestado Rajoy ante la mirada del Rey. La ceremonia ha durado cuatro minutos. Tras la jura, Rajoy ha recibido las felicitaciones de los asistentes. Esta ha sido la primera jura de un presidente del Gobierno de Felipe VI y la segunda de Rajoy, que ya lo hizo ante Juan Carlos I tras las elecciones del 20 de noviembre de 2011, en las que obtuvo mayoría absoluta. Hoy Rajoy lo ha recordado al Rey: "Yo estuve aquí el 21 de noviembre del 11", le ha dicho. En aquella ocasión también asistió el presidente del Gobierno saliente, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, y la reina Sofía. Este lunes no ha asistido la reina Letizia, que viaja hacia París para asistir al Congreso Mundial del Cáncer.

La composición del Gobierno

Rajoy no tiene ninguna actividad programada en la agenda hasta el jueves, cuando, según avanzó este sábado, comunicará al Rey la composición de su Gobierno. Hasta entonces perfilará su nuevo gabinete, que se prevé más político. El viernes jurarán o prometerán sus ministros ante el Rey en La Zarzuela.

Felipe VI realizará la solemne apertura de la XII Legislatura a mediados de la semana próxima, un acto que no se celebró en el anterior periodo legislativo fallido y que, por tanto, será la primera que haga tras su proclamación el 19 de junio de 2014.

Con la jura de Rajoy se pone fin a 10 meses de interinidad en el Gobierno de España, después de que las elecciones del 20 de diciembre de 2015 arrojaran unos resultados que rompían los equilibrios que sustentaron el tradicional bipartidismo parlamentario del PP y PSOE.

España ha vivido desde entonces un periodo insólito en el que la nueva correlación de fuerzas, con cuatro formaciones principales, fueron incapaces de articular una mayoría para gobernar. En ese periodo, España ha celebrado dos elecciones autonómicas, cinco rondas de consultas y tres debates de investidura.

En la fracasada XI Legislatura, Rajoy se inhibió ante el ofrecimiento del Rey por carecer de votos suficientes para superar la investidura. Entonces, el Rey hizo su ofrecimiento al segundo partido más votado, el PSOE, cuyo líder en ese momento, Pedro Sánchez, había manifestado que intentaría optar a la investidura si Rajoy fracasaba. Sánchez alcanzó un acuerdo con Ciudadanos, pero, sin la concurrencia de Podemos, su intento resultó fallido.

Las elecciones celebradas el 26 de junio dieron alas a Rajoy, cuyo partido obtuvo 137 diputados, 14 más que el 20-D, aunque todavía insuficientes para gobernar sin el apoyo de otras fuerzas. El PSOE logró 85, cinco menos que en diciembre. En esta ocasión, el PP alcanzó un acuerdo con Ciudadanos sobre 150 medidas de Gobierno. La posición de negativa del PSOE a abstenerse para facilitar la investidura y la posibilidad de ir a unas terceras elecciones, para las que Sánchez convocó un congreso exprés para afianzarse como secretario general, causó una revuelta orgánica en el partido que finalmente forzó su dimisión.

Como consecuencia del giro del PSOE y sus 68 abstenciones, Rajoy resultó investido el pasado sábado por mayoría simple en segunda vuelta con 170 votos del PP, Ciudadanos y Coalición Canaria.

Más información