Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mujer que denunció que su expareja le echó pegamento en la vagina, imputada por simulación

El hombre ha sido puesto en libertad y ella ha quedado investigada por denuncia falsa

Una mujer que ha sufrido maltrato. PAULA VILLAR / ATLAS

La mujer de Fabero (León) que el pasado 18 de octubre denunció que su expareja le había secuestrado con ayuda de otro hombre y le había echado pegamento líquido en la vagina ha quedado imputada por simulación de delito y denuncia falsa. Solo el 0,4% de las denuncias por violencia de género son falsas.

Según ha informado este miércoles el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, el juzgado de Instrucción 5 de Ponferrada, competente en materia de violencia de género, tiene pruebas de que los elementos utilizados para simular el secuestro fueron comprados por ella. Además, la persona que supuestamente ayudó a la mujer a simular el secuestro ha confesado que participó en los hechos.

El hombre, que anteriormente había vulnerado repetidas órdenes de alejamiento de la mujer ahora imputada, y que permanecía en prisión desde el mismo 18 de octubre, ha sido puesto en libertad.

El agresor salió de prisión la semana pasada, donde ingresó por no respetar la orden de alejamiento que pesaba sobre él, que fue interpuesta en su contra tras otra denuncia de la víctima.

La abogada de la agredida, Emilia Esteban, explicó en su día que la víctima, de 36 años, fue abordada por dos hombres cuando salió de su casa este lunes, sobre las 11 de la noche, para pasear a su perro. Estos la obligaron a entrar en un coche y la trasladaron a Bembibre, un municipio leonés situado a unos 40 kilómetros de Fabero.

Los agresores supuestamente desnudaron, maniataron y taparon los ojos a la víctima después de someterla a abusos y vejaciones. "Le echaron en la vagina pegamento y una serie de líquidos que ella no alcanza a saber lo que son. También recibió golpes en todas las partes del cuerpo", contó Esteban.

Más información