Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno veta 10 proposiciones para que ni se debatan en el Congreso

La Moncloa alega que las iniciativas suponen incremento presupuestario

Pleno del Congreso de los Diputados. Ampliar foto
Pleno del Congreso de los Diputados.

El Gobierno en funciones ha vetado 10 proposiciones de ley de los partidos y de las comunidades autónomas para evitar que sean debatidas siquiera en el Congreso. El Ejecutivo de Mariano Rajoy ha empezado a aplicar todos los mecanismos legales para disolver la tesis de que es posible gobernar desde el Congreso.

El artículo 134.6 de la Constitución y el 126 del reglamento del Congreso permiten al Gobierno vetar iniciativas de la oposición que impliquen un incremento de gasto. El primero señala que "toda proposición o enmienda que suponga aumento de los créditos o disminución de los ingresos presupuestarios requerirá la conformidad del Gobierno para su tramitación". Y el segundo, que prevé que, una vez calificadas las proposiciones de ley, se proceda a "su remisión al Gobierno para que manifieste su criterio respecto a la toma en consideración, así como su conformidad o no a la tramitación si implicara aumento de los créditos o disminución de los ingresos presupuestarios".

El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, lo ha comunicado en un escrito razonado a la Mesa y ahí se acaba el proceso, según el Gobierno. Es posible que algún grupo lo lleve al Tribunal Constitucional, pero tardaría años y, además, en la jurisprudencia no hay ni un solo caso en el que se haya anulado el veto de un Ejecutivo. En la legislatura de mayoría absoluta el Gobierno no utilizó nunca este mecanismo. De hecho, los 115 precedentes son de Gobiernos del PSOE desde 1982, con Felipe González y con José Luis Rodríguez Zapatero.

Según La Moncloa, las iniciativas vetadas supondrían un aumento de gasto de más de cinco mil millones de euros. Es la primera vez que lo hace un Gobierno en funciones. De las seis de los grupos, hay cinco del PSOE y una de Ciudadanos. Las de los socialistas se refieren a suspensión del calendario de la implantación de la Ley Orgánica para la de Mejora de la Calidad Educativa; universalización del derecho a la asistencia sanitaria pública; protección de los consumidores vulnerables y contra la pobreza energética; supresión de tasas judiciales y modificación del Estatuto de los Trabajadores para garantizar la igualdad en las condiciones laborales de los trabajadores subcontratados. La de Ciudadanos es de "medidas urgentes de fomento del autoconsumo eléctrico".

Los socialistas explican que las cinco que les han vetado al PSOE, no las vetó en la pasada legislatura. Incluso, una, la de la Lomce, se tomó en consideración en un pleno. El Grupo Socialista estudia cómo eludir los vetos en la Mesa del Congreso.

Los socialistas van a intentar este martes que la Mesa rechace los vetos esgrimiento precedentes de 1983 y otro de 2009 cuando el Congreso pidió al Gobierno, entonces presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, más información sobre varios vetos.

Fuentes del Gobierno explicarán que estudian aplicar el veto a iniciativas como la presentada el jueves sobre revalorización de pensiones.

Más información