Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pablo Iglesias jubila el ‘Sí se puede’

Podemos cambia el lema fundacional por otro del Chile de Allende: "Luchar, crear, poder popular"

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, en el último consejo ciudadano de Podemos.
Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, en el último consejo ciudadano de Podemos.

Podemos cumplió la semana pasada 1.000 días. Desde enero de 2014, cuando la formación echó a andar para concurrir a las elecciones europeas, han cambiado sus objetivos a corto plazo, marcados hasta ahora por el ciclo electoral, su estrategia y las prioridades de sus principales dirigentes. También está a punto de cambiar su lema fundacional, ese Sí se puede que supuso una novedad en el mapa de partidos y descolocó a las demás fuerzas políticas. Pablo Iglesias lo jubiló el pasado viernes durante un acto celebrado en Mérida, avanzando el eslogan que marcará sus próximos pasos: Luchar, crear, poder popular.

Esa fórmula, en realidad, no es nueva. Se remonta al Chile de los años setenta. Cuando el presidente, Salvador Allende, se dirigió a los ciudadanos el 22 de junio de 1973 desde el balcón del Palacio de la Moneda, afirmó: “Sí, camaradas, reafirmo el grito de ustedes: luchando y creando poder popular. Sí, camaradas, luchando y creando poder popular”. El lema, que también ha empleado Izquierda Unida y que hoy preside su cuenta de Twitter, representa un giro de Podemos hacia lo que Iglesias llama “el afuera” y que puede interpretarse como un acercamiento a símbolos y valores más propios de la izquierda tradicional. Esto es, los movimientos sociales, la protesta, la oposición al sistema. En definitiva, los territorios de conflicto alejados de las dinámicas de las instituciones, donde el partido se ha convertido en la tercera fuerza dentro de ese mismo sistema.

El líder de la formación se remontó a 2014 para anunciar este cambio. “En aquel momento nosotros dijimos algo que estaban diciendo los movimientos sociales, el Sí se puede, que se ha convertido en un lema asociado a los movimientos sociales y asociado también a lo que significó Podemos en aquel momento”, explicó. “En aquel momento teníamos un instrumento que era básicamente un tipo con coleta que salía en la televisión, que nos iba a permitir por primera vez disputar en un terreno muy difícil, en un terreno electoral”.

Pero el escenario ahora ha cambiado, y con él ha mutado también Podemos. Con sus 71 diputados en el Congreso, junto con sus alianzas territoriales, la organización debate cómo crecer y cómo aprovechar la crisis del PSOE para atraer a los votantes socialistas decepcionados, lo que ha provocado discrepancias y disputas internas. Iglesias quiere liderar la oposición y no quiere hacerlo desde el Parlamento. Comienza, en suma, una fase de lucha para la que necesita un nuevo discurso y nuevos eslóganes.

“Si entonces el lema que servía para entender ese espíritu con el que lanzamos aquel desafío era Sí se puede, creo que hoy debería ser un lema que viene de atrás y venía de la Unidad Popular en Chile [la coalición electoral de Allende], que era Luchar, crear, poder popular”, resumió Iglesias.

Más información