Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Cuántos votantes incondicionales tiene cada partido

Personas que le votan, le votarán siempre y nunca a nadie más.

Millones de españoles han cambiado de voto desde 2011, pero esa agitación es rara. Lo normal es que muchas personas escojan siempre la misma papeleta. Cuando se les pregunta el motivo citan la ideología o dicen que siempre votaron así. Son los votantes incondicionales. ¿Cuántos tiene cada formación? Para estimarlo tenemos los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas.

He definido a los "votantes incondicionales" de un partido como aquellos que cumplen tres condiciones: 1) votaron al partido en diciembre de 2015, 2) en junio declaraban que siempre votarían por ese partido, y 3) nunca votarían por los otros tres grandes.

El partido con más incondicionales es el PP: un 37% de sus votantes de junio eran incondicionales. Le siguen PSOE (27%), Unidos Podemos (25%) y Ciudadanos (18%). Los dos partidos tradicionales tienen más fieles porque han tenido décadas para crear lazos. Los partidarios de Podemos y C's son casi por definición votantes más promiscuos. También vemos que los partidos en los extremos tienen más fieles. El PP y UP ocupan los espacios más a la derecha y más a la izquierda de nuestro sistema de partidos. Solo tienen competidores por un lado. No es extraño que sus votantes más extremos sean incondicionales: no tienen a donde ir.

Radiografía de los incondicionales

Los votantes incondicionales no son todos iguales. El gráfico siguiente muestra cómo son según su sexo y su edad. Los incondicionales del PP y el PSOE son más mayores que sus votantes. El votante medio del PP tiene 56 años y el incondicional 62. Los muy del PP son más mayores. Pasa lo mismo con los del PSOE: la edad media de sus votantes son 54 años y la de sus incondicionales 58.

Los fieles de Unidos Podemos y Ciudadanos se distinguen porque son hombres. El 58% de los incondicionales de Unidos Podemos y el 57% de los de Ciudadanos son hombres. Las mujeres son el 42% y el 43%, respectivamente. Por edad no son ni los más jóvenes ni los más mayores, sino que abundan más entre los 35 y los 54 años.

El último gráfico representa la distribución ideológica de los votantes y los incondicionales de cada partido.

Los incondicionales del PP son más de derechas que sus votantes, los de Unidos Podemos algo más de izquierdas y los del PSOE se aprietan en el 3 y 4 ideológico. No hay grandes sorpresas: los incondicionales son menos diversos en su ideología que los votantes. Por eso el 54% de los incondicionales del PP se declara conservador, mientras que sólo se etiquetan así el 45% de sus votantes. Pasa lo mismo en el PSOE: el 69% de sus incondicionales se definen como socialista, frente al 53% de sus votantes.

Estos datos apuntan un nuevo equilibrio. Los partidos emergentes ya tienen sus propios fieles y los tradicionales han frenado sus fugas. Lo vimos en las urnas del mes de junio. Los muros entre partidos vuelven a levantarse.

Más información