Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La Fiscalía de Baleares cierra la investigación por la agresión a una niña en un colegio de Palma

Los implicados no alcanzan los 14 años de edad y son inimputables penalmente

Ampliar foto
Un agente de la policía, en el colegio público del barrio de Son Roca. EFE

La Fiscalía de Menores de Baleares ha cerrado la investigación sobre la agresión a una niña de 8 años en el patio de un centro escolar de Palma a manos de varios compañeros de colegio. El fiscal superior de Baleares, Bartomeu Barceló, ha explicado que todos los implicados son menores de 14 años y, por tanto, no se puede iniciar el expediente de reforma al ser todos inimputables penalmente. El fiscal ha aclarado, no obstante, que se han abierto diligencias informativas civiles "para seguir la evolución de este asunto".

Barceló ha pedido a los medios de comunicación "mesura y rigor" en las informaciones porque, según afirma, algunos de los datos aportados por la familia de la víctima no se corresponden con los que ha manejado la fiscalía. Uno de los ejemplos que ha citado es el de las lesiones sufridas por la menor. Mientras la familia de la niña sostiene que tuvo que ser ingresada por una fisura en la costilla, un desprendimiento de riñón y magulladuras, el fiscal dice que algunos de estos datos son incorrectos y que las lesiones "fueron de carácter leve".

El fiscal ha recordado la "especial consideración" que merece el tratamiento de los casos que implican a menores de edad y ha insistido en que el ministerio público velará por los derechos de todos los menores implicados en el asunto, con el objetivo de proteger su "honor y su intimidad personal y familiar".

Por otra parte, la Consejería de Educación del Gobierno balear continúa con la investigación sobre los hechos sucedidos en el patio del colegio público de la barriada de Son Roca. La familia de la víctima denunció ante la Policía Nacional que un grupo de compañeros de colegio agredieron a la menor en el patio de la escuela tras una disputa por un balón. Como consecuencia de ello, según la denuncia, la niña tuvo que ser ingresada en el hospital. Dos inspectores de la consejería se han hecho cargo del asunto, aunque todavía no se conocen las primeras conclusiones de esta investigación.

El consejero de Educación de Baleares, Martí March, aseguró esta semana que en el momento en que sucedieron los hechos había dos profesores vigilando el patio, en contra de lo que habían manifestado las hermanas de la víctima. March pidió "tranquilidad y prudencia" hasta conocer los detalles del informe que elaboran los dos inspectores y que permitirá tomar las decisiones oportunas "con la máxima justicia".

Más información