Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado un veterinario por tirar a su perro herido a un contenedor

18 meses de inhabilitación por dejar a su mascota en un contenedor de cadáveres de animales

Un veterinario de 57 años ha sido condenado a cuatro meses y medio de cárcel y a 18 de inhabilitación profesional por tirar a su perro herido en un contenedor de cadáveres de una explotación porcina. El juzgado de lo penal número 1 de Segovia ha sentenciado además al hombre a indemnizar con 854,78 euros a la Asociación para la Defensa de los Animales. 

El perro, de nombre Canelo, fue atropellado en diciembre de 2012 en una vía urbana del barrio Fuentemilanos, según explica la sentencia, y sufrió "importantes lesiones". El acusado y dueño del animal decidió meterlo en un saco, lo ató con una cuerda y lo depositó a un contenedor de cadáveres de una explotación porcina situada en el paraje del Campillo de Torremilanos. 

El Juzgado de lo Penal número 1 de Segovia ha condenado a un veterinario de 57 años a una pena de cuatro meses y medio de cárcel, a dieciocho meses de inhabilitación profesional y a indemnizar con 854,78 euros a la Asociación para la Defensa de los Animales, por depositar a su perro herido en un contenedor. Esto, como denunció la asociación y ha considerado probado el juez, "aumentó y prolongó el sufrimiento del animal". 

Un ganadero encontró horas después al perro malherido y dio aviso a la policía local, que se encargó de trasladarlo a una clínica veterinaria en Segovia, donde apreciaron "múltiples contusiones por todo el cuerpo, hipotermia, deshidratación, exoftalmia y prolapso de iris del ojo izquierdo, así como pérdida relativa de consciencia". 

El perro se recuperó y fue adoptado gracias a las labores de la asociación, que ha calificado los hechos de "espeluznantes" y ha puesto de manifiesto que "con las modificaciones que se han introducido en la ley, en la actualidad la sentencia condenatoria habría sido más dura". Así, ha reclamado que se modifique la legislación y se reconozca que "los animales son seres sintientes", como ya se hace en otros países de la Unión Europea. 

Más información