Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aldeas Infantiles SOS, Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2016

Esta ONG, fundada en Austria en 1949, desarrolla proyectos de apoyo a niños desfavorecidos

Acto de Aldeas Infantiles Son Sonate (El Salvador), en 2013. Ulises Rodríguez EFE

La organización solidaria Aldeas Infantiles SOS ha sido galardonado con el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2016. El fallo se ha dado a conocer en el Hotel de La Reconquista de Oviedo. El galardón ha sido otorgado a esta entidad "por su contribución, durante más de setenta años y en 134 países, a la protección de los niños, a través de principios pioneros y que cobran aún mayor vigencia en momentos en los que los conflictos internacionales ponen en especial riesgo a los más vulnerables".

Esta ONG, fundada en Austria en 1949 por Hermann Gmeiner, desarrolla proyectos para impulsar el desarrollo y autonomía de niños desfavorecidos, y trabaja en el campo de la prevención y el acogimiento en entornos familiares. La primera aldea fue creada en Imst (Austria). Actúa como una federación de asociaciones nacionales de Aldeas Infantiles SOS, con presencia en 134 países y territorios. Su actual presidente es el indio Siddhartha Kaul. En España está presente desde 1967, aunque se constituyó oficialmente en 1981.

La candidatura, propuesta por la exjugadora de la selección española de baloncesto Amaya Valdemoro, se impuso entre las 33 que en esta ocasión optaban a este galardón, entre ellas, el proceso de paz en Colombia, la Policía Nacional o la Fundación Abogados de Atocha.

El presidente en España de Aldeas Infantiles SOS, Pedro Puig, ha destacado hoy, tras recibir esta organización internacional el Premio Princesa de Asturias de la Concordia, que se reconoce "el esfuerzo de muchos niños y jóvenes por superar las dificultades que la vida les presentó".

"Estamos felices" con el premio, ha asegurado Puig en declaraciones a Efe, que ha señalado que este galardón "tiene una virtud muy importante como es que tiene mucha visibilidad" y así pone sobre la mesa "los problemas que afectan a la infancia vulnerable y a la juventud en todo el mundo". Ha reconocido que les ha sorprendido este premio y ha añadido que los otros candidatos eran "dignos merecedores" del galardón.

Este es el último de los ocho Premios Princesa de Asturias que se conceden este año, en que cumplen su trigésimo sexta edición. Anteriormente fueron otorgados el Premio Princesa de Asturias de las Artes a la actriz y directora de escena Núria Espert; el de Comunicación y Humanidades, al fotoperiodista estadounidense James Nachtwey.

El de Ciencias Sociales, a la historiadora británica Mary Beard; el de Investigación Científica y Técnica al ingeniero mecánico y biofísico estadounidense Hugh Herr; el de los Deportes, al triatleta español Javier Gómez Noya; el de las Letras, al escritor estadounidense Richard Ford y el Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional, a la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC en inglés) y el Acuerdo de París.

Más información