Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE refuerza su no tras el discurso de “un burócrata”

El debate sobre un posible cambio de posición empezará tras la investidura fallida

Pedro Sánchez, este martes, con los diputados del PSOE.

Los 85 diputados socialistas votarán este miércoles y el viernes no a la investidura de Mariano Rajoy, sin el menor titubeo. El discurso del aspirante fue desacreditado por la dirección socialista pero también por numerosos diputados que no quieren votar “a un político cansado” con actitud de “burócrata”. El debate interno de los socialistas sobre un eventual cambio de posición se producirá a partir de la investidura fallida de Rajoy. Así lo han anticipado hoy el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara y José María Barreda, diputado y expresidente de Castilla-La Mancha.

Las diferencias dentro del PSOE no están en este momento en el sentido del voto de mañana y del viernes. El portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando, después de la intervención del dirigente del PP, marcó la directriz que es aceptada en el grupo parlamentario. "Mariano Rajoy no nos ha dado ninguna razón para depositar nuestra confianza en un proyecto continuista, que no tiene credibilidad y no genera ningún tipo de ilusión de ni confianza". La falta de “pasión” y de “ilusión”, según la percepción de Hernando, la sintetizó en describir a Rajoy como un político que pronunció “el discurso de un burócrata”. La hora larga de la intervención del candidato propuesto por el Rey para intentar ser investido presidente se les hizo muy pesada. "El discurso del candidato es cualquier cosa menos la de un candidato con ganas y con ambición de futuro; no es lo que necesita España".

Nada de la intervención del candidato le pareció aceptable a la bancada socialista. Ni en la forma ni en el fondo, como se apreció en sus comentarios en los pasillos del Congreso. "Los españoles no están en la complacencia y en el autobombo del que ha hecho gala el señor Rajoy; esa no es la situación de España”, consideró el portavoz socialista.

Esta valoración indica el camino que mañana seguirá el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. La diversidad de opiniones en el PSOE sobre qué hacer después de que mañana y el viernes voten contra Rajoy trata de ser contenida por el equipo del secretario general. "Estamos en la primera parte del debate de investidura", respondió Hernando. Pero la inquietud se acrecentará en breve ya que ese no conduce inevitablemente a elecciones aunque hay dirigentes que defenderán la formación de una mayoría alternativa con Podemos y los nacionalistas. De momento impera el silencio, aunque el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, volvió a pedir que un comité federal debata sobre el cambio de voto. Ese debate tras la investidura fallida de Rajoy también lo pide el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

Antonio Pradas, secretario de Política Federal del PSOE y persona de confianza de la presidenta andaluza, Susana Díaz, dio por imposible un acuerdo del PP con los nacionalistas, pero tampoco aludió a la posibilidad de que el PSOE se abstenga. “Rajoy ha querido romper todos los puentes con los nacionalistas que apoyaron al PP en la presidencia de la mesa. Evidente que quiere elecciones”, afirmó en su cuenta de Twitter. Barreda fue en otra dirección, más en la línea de replantear el voto. “El no a Rajoy no tiene por qué ser eterno”.

Más información