Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ambigüedad de Sánchez alienta a Podemos a insistir en la alternativa

Errejón augura que la investidura de Rajoy va a ser “felizmente fracasada”

Irene Montero e Íñigo Errejón en el Congreso, el lunes. Uly Martín

La ambigüedad del líder del PSOE, Pedro Sánchez, al no descartar por completo que intentará una alternativa a Mariano Rajoy, ha vuelto a alentar el discurso de Unidos Podemos de que esa opción es posible. La coalición que lidera Pablo Iglesias pide al PSOE desde el pasado 26 de junio un Gobierno conjunto alternativo al de Mariano Rajoy. Su deseo ha pasado por distintas fases, desde la resignación — “es imposible”, llegó a decir Pablo Iglesias el pasado 21 de julio, tras constatar la falta de acercamiento entre ambas formaciones— hasta sugerir que el acuerdo estaba hablado, como hizo el líder de Podemos el 18 de agosto, aunque fue desmentido después por el PSOE. El partido tiene nuevos alicientes para volver a la postura optimista.

“La responsabilidad a partir del 2 de septiembre seguirá recayendo sobre el señor Rajoy. Si no es capaz, también será su responsabilidad. No la del PSOE. A partir de ahí, creo que no podemos adelantar más cuestiones. Los procesos de investidura son vivos y dinámicos y veremos qué ocurre a partir de esta fecha”. Con esta enigmática frase despachó este lunes Pedro Sánchez las reiteradas preguntas de los periodistas sobre si intentará liderar un Gobierno alternativo a Rajoy. Esto es, sin descartar nada.

Los dirigentes de Podemos insistieron este lunes en que un Gobierno liderado por Sánchez y apoyado por ellos es viable. “No nos resignamos, hay otra posibilidad. Si efectivamente no le dan los números [a Rajoy] se abre otra alternativa tras las elecciones, que es la que ha estado siempre encima de la mesa y para la que solo hace falta voluntad política. Nadie duda de que le vamos a dar el no a Rajoy y de que nosotros vamos a intentar hasta el final una alternativa diferente para un Gobierno diferente”, aseguró el número dos de Podemos, Íñigo Errejón, en los pasillos del Congreso.

El Secretario Político de Podemos confió en que la investidura de Rajoy “va a ser felizmente fracasada” y entonces “se abre una segunda oportunidad”, donde el PSOE es la clave. “Si [el PSOE] da un paso adelante, vamos a estar al lado”, apuntó Errejón. Los dirigentes de Podemos, que mantienen conversaciones “regulares” con los socialistas —y la jefa de gabinete de Iglesias, Irene Montero, aseguró a EL PAÍS el pasado día 18 que la relación entre el líder de Podemos y el del PSOE “es fluida y más regular. Ha mejorado”— desconocen, sin embargo, los planes de Sánchez. ¿Cree que Sánchez se postulará?, le preguntaron a Errejón. “No lo sé”, reconoció.

El chicle de MacGyver

Podemos ha reaparecido en la escena política con duras críticas contra Ciudadanos —con el que se reveló incompatible en las anteriores negociaciones de Gobierno— y su pacto con el PP. La jefa de gabinete de Pablo Iglesias, Irene Montero, describió así el papel del partido de Albert Rivera. “Está siendo utilizado por las élites como un chicle de MacGyver para tapar agujeros por donde sangran los dos partidos tradicionales”. “Y así intentan que el cambio no avance”, se quejó.

Podemos critica que Ciudadanos “ha dado prácticamente gratis” su apoyo a Rajoy y califica el pacto como “el acuerdo de la impotencia”, porque las medidas no van a ser llevadas a cabo si fracasa la investidura. La formación propone al PSOE un Gobierno conjunto con apoyos parlamentarios externos de los grupos nacionalistas.

Más información