Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del aeropuerto al centro: ¿en coche o transporte público?

Analizamos 20 aeropuertos españoles: solo en dos, el tren o el bus son tan rápidos como el coche.

Desde los principales aeropuertos españoles, el coche es el modo más rápido de ir al centro. No hay duda. Solo en dos, el transporte público está casi a la par del coche: Valencia y la T4 de Madrid. La peor ciudad para el bus es Sevilla.

Hemos calculado estos tiempos con datos de Google Maps. Las rutas son siempre del aeropuerto a un punto cercano al Ayuntamiento de cada ciudad. Comparamos dos tipos de ruta: en coche y en transporte público —tren, metro y autobús—. La duración para cada ruta es el promedio de 120 viajes a diferentes horas de los días 1 y 6 de agosto. Los detalles del cálculo están al final.

El coche es el modo más rápido de ir al centro, pero hay diferencias de unos aeropuertos a otros sobre todo por la distancia: en Fuerteventura el viaje lleva menos de diez minutos y en Asturias más de media hora.

En dos aeropuertos el transporte público es casi tan rápido como el coche: Valencia y la T4 de Madrid. Allí, coger un taxi sólo ahorra cinco minutos de viaje —si ese día el tráfico no es un desastre—. Valencia y la T4 de Madrid tienen un metro directo al centro de la ciudad.

Los peores aeropuertos para escoger el transporte público son, seguramente, Málaga y Sevilla. El autobús exige unos 45 minutos en Málaga y 52 en Sevilla. En ambos casos, coger un taxi te ahorra más de veinte minutos.

La singularidad de las islas

Entre los aeropuertos con más pasajeros de España hay 8 islas. La mayoría de esos aeropuertos tiene una ventaja: la distancia con la capital es pequeña. Pero el tipo de destino hace que ese dato sea poco relevante: los viajeros que vuelan a una isla apenas van a su capital. Es lógico que esos aeropuertos queden bien en coche —están cerca— pero mal en transporte público —hay pocos incentivos para invertir en una mejor conexión con la capital.

De los 20 aeropuertos españoles con más pasajeros, solo hay uno que no tiene ni tren ni autobús frecuente desde la terminal: Murcia-San Javier. Los viajeros que quieran ir en bus a la capital tienen que hacer trasbordo en Santiago de la Ribera, a 3 kilómetros del aeropuerto. El modo más sencillo de ir hasta allí es en taxi, aunque hay también 3 autobuses diarios.

Siete aeropuertos sin Google Maps

Google Maps no da datos de transporte público en 7 de los principales aeropuertos: Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote, Bilbao, Menorca, A Coruña y Murcia. En esos casos hemos llamado a las compañías que operan los autobuses, que nos han dado frecuencia y duración. Nos hemos fiado de su cálculo temporal y hemos añadido la espera media según su frecuencia.

¿Por qué Google no da datos de algunos aeropuertos? Porque las empresas de transporte no les han mandado sus rutas y horarios en el formato adecuado. “Si proporcionas un servicio de transporte abierto al público y operas con horarios y rutas fijas, te agradecemos tu participación”, dice en inglés la página original de Google Maps Transit. Según cuentan en Google, la compañía no hace nada específico para lograr esos datos: quien quiere salir, que les mande un documento.

En España Google Maps incluye los datos de 269 empresas de transporte. Pero no están las empresas que cubren trayectos desde 6 aeropuertos. Google tampoco se encarga de contrastar que las frecuencias de paso se cumplan: “Confiamos en que las empresas se encargan de ofrecer la información correcta y si hay errores de algún tipo, ellos mismos los pueden resolver”, dicen desde la empresa. Eso puede introducir errores. Por ejemplo, ahora mismo Google Maps ofrece rutas en Madrid sin tener en cuenta que la línea 1 de metro está cerrada por obras.

La debilidad del coche: el tráfico

El coche es casi siempre el modo más rápido para ir del aeropuerto al centro. Pero en algunas ciudades tiene un enemigo obvio: el tráfico. Google Maps ofrece una estimación de tiempo de viaje ‘pesimista’, para días de mucho tráfico. Lo hemos comparado con el tráfico normal.

Los aeropuertos que más sufren la congestión son Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla. El viaje desde la T1 de Barcelona hasta el centro lleva 23 minutos en días normales, pero 33 los días ‘pesimistas’. En Madrid, saliendo de la T4, la diferencia es de 21 minutos contra 31 los días malos.


Metodología. Para el cálculo hemos utilizado datos de Google Maps. Hemos considerado siempre el trayecto desde el aeropuerto al centro de cada ciudad, tomando como centro la última parada de metro, tren o autobús camino del Ayuntamiento. No todas los viajeros se dirigen a ese punto, pero es un sitio razonable para usarlo como referencia y hacer comparaciones.

Para estimar las duraciones medias, hemos promediado 120 viajes para cada aeropuerto —uno cada 15 minutos, desde las 8:10 hasta las 23:10, de un lunes y un sábado. Hemos escogido los días 1 y 6 de agosto, dándoles un peso de cinco y dos séptimos, respectivamente. Así estimamos la duración media de los viajes esa semana. Para los ocho autobuses que no aparecen en Google Maps, hemos hecho un cálculo similar usando los datos de las empresas de transporte. Hemos tenido en cuenta su frecuencia de paso —en agosto, en días entre semana y fin de semana— y la duración media del viaje típico.

Todos estos cálculos son aproximados. Si llegas a un aeropuerto, lo mejor que puedes hacer es consultar el viaje a tu destino exacto y en ese mismo momento.