Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil cifra en 200.000 euros el fraude por ataques de lobo en Asturias

Los agentes imputan a 20 personas por simular daños de esta especie en las reses para cobrar ayudas

Los agentes de la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente, perteneciente al Seprona de la Guardia Civil, encargados de investigar el fraude en las compensaciones por ataques de lobo al ganado en Asturias, cifran en 200.000 euros el dinero cobrado indebidamente. En total, en esta operación —denominada Skoll— 20 personas han resultado investigadas, la antigua figura denominada imputación. Se trata de 11 guardas forestales del Principado y nueve ganaderos.

Cabeza de lobo colgada en una carretera de La Doringa (Asturias).
Cabeza de lobo colgada en una carretera de La Doringa (Asturias).

Los investigadores sostienen que estas dos decenas de personas "reclamaban subvenciones por daños producidos al ganado supuestamente por ataques de lobos", según ha informado la Guardia Civil este sábado. Se les imputan los delitos de estafa, falsedad documental y prevaricación.

Para poder recibir estas ayudas era imprescindible la participación de los agentes del Servicio de Guardería del Principado, que son los encargados de certificar que una res ha sufrido el ataque de un lobo.

Esta operación, adelantada por EL PAÍS, partió de otra de 2014 también relacionada con el cobro de estas compensaciones, que anualmente suponen en Asturias alrededor de un millón de euros de fondos públicos. Hace dos años se detectó un doble cobro de compensaciones por parte de ganaderos. Por un lado, cobraban del seguro por un animal muerto y, por otro, del Principado al presentar el fallecimiento como un ataque de lobo.

Los agentes siguieron investigando hasta encontrar expedientes dudosos. Localizaron "desde la inexistencia de ataques reales hasta la presentación de un animal con indicios de heridas producidas por lobos pero colocando junto a él restos de otros animales que habían fallecido tiempo atrás", ha expuesto la Guardia Civil.

"Criminalización"

La Guardia Civil ha resaltado que, "independientemente de la influencia que pueda tener el volumen total de daños que se atribuyen a los lobos a la hora de adoptar decisiones sobre el mantenimiento de su población", estos falsos daños atribuidos a esta especie han "influido en generar un ambiente de rechazo" contra este animal. Y ha recordado que en los últimos meses "han aparecido colgadas" cabezas de lobos en varios puntos de Asturias. El instituto armado alerta de la "criminalización" de este cánido.

Más información