Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento Europeo censura la gestión del agua del Gobierno

La Eurocámara muestra su preocupación por los "caudales ecológicos" del Ebro y el Tajo

Manifestación contra el trasvase del Tajo al Segura a finales de 2015.
Manifestación contra el trasvase del Tajo al Segura a finales de 2015.

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha aprobado este miércoles un duro informe en el que se critica la gestión del agua del Gobierno español: la política de reparto de los limitados recursos hídricos en España "debe ser revaluada en línea con los requisitos" de la normativa europea de aguas, dice el dictamen. En el escrito se insta a la Comisión Europea a que rechace la nueva tanda de planes hidrológicos de los ríos que el Gobierno ha ido aprobando en los últimos años.

Este informe —aprobado por 22 votos a favor y nueve en contra, estos últimos del Partido Popular Europeo (PPE)— es el resultado de la inspección que 11 europarlamentarios realizaron en febrero al Ebro y al Tajo. En el dictamen final se pide que, en ambas cuencas, la Comisión "supervise de cerca" la aplicación de los nuevos planes hidrológicos aprobados en enero de este año. Las principales pegas están en la conservación de los llamados "caudales ecológicos", es decir, el caudal mínimo que debe tener un río para conversar los ecosistemas.

Cuenca del Tajo

En el caso del Tajo, el escrito aprobado insta al Gobierno a que los revise y recuerda que "el caudal ecológico debe ser suficiente para lograr el objetivo de garantizar el buen estado del río y permitir un grado de dilución suficiente de las aguas residuales". El informe baja al detalle: "los bajos niveles establecidos para el caudal mínimo en el plan hidrológico de la cuenca del Tajo en Almoguera, Aranjuez, Toledo y Talavera de la Reina, junto con una variación de caudal estacional inexistente (...), genera una alteración continuada del hábitat para los peces y otras especies dentro de los lugares de interés para la comunidad, que afecta gravemente a su conservación y no contribuye a su recuperación".

Tras el cambio de Gobierno en Castilla-La Mancha, el Ejecutivo del socialista Emiliano García-Page ha iniciado una guerra contra el Gobierno central por el trasvase del Tajo al Segura. El PSOE, que este miércoles ha aplaudido el pronunciamiento de la Eurocámara, se queja de que, a pesar de la mala situación de la cuenca del Tajo por la falta de agua, se sigan autorizando trasvases hacia levante. En el dictamen también se pide a España que utilice la red de "desalinizadoras financiadas con fondos europeos" para cubrir las demandas de agua.

Más información