Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas pidió a España hace meses que repitiera la investigación del Alvia

Las víctimas de la tragedia exigen la dimisión de Ana Pastor y Feijóo desvía la responsabilidad al Gobierno de Zapatero

Bruselas / Santiago de Compostela
Rajoy, al día siguiente del accidente, acompañado por Alberto Núñez Feijóo y Ana Pastor
Rajoy, al día siguiente del accidente, acompañado por Alberto Núñez Feijóo y Ana Pastor EFE

La Comisión Europea sugirió a España meses atrás que llevara a cabo una nueva investigación independiente sobre el accidente del Alvia que costó la vida en Santiago a 80 personas e hirió a casi 150, según han informado este viernes fuentes comunitarias. La revelación llega después de que la Agencia Ferroviaria Europea propinara el pasado jueves un duro varapalo a las autoridades españolas al hacer público un informe en el que desmonta la credibilidad de la investigación llevada a cabo por la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF), al concluir que no fue independiente.

El informe de la Agencia Ferroviaria Europea sobre la investigación de la CIAF, dependiente del Ministerio de Fomento, critica que este órgano se centrara únicamente en el error humano del conductor del tren, Francisco Garzón, dejando de lado importantes cuestiones sobre el antes y el después del accidente. También cuestiona la presencia de miembros de Renfe y Adif entre el equipo que participó en las pesquisas y defiende que se repita la investigación pero con expertos externos y consultando a las víctimas.

Bruselas dejó correr más de cinco meses desde que se concluyó el informe, fechado el 26 de enero, hasta que lo sacó a la luz el pasado jueves. Ese retraso exasperó a las víctimas, que se movilizaron para exigir su derecho a conocer el contenido.

La portavoz comunitaria de Transportes, Anna-Kaisa Itkonen, ha negado este viernes que la demora tuviera intencionalidad política —ha aparecido apenas dos semanas después de las elecciones del 26-J— y ha explicado que el procedimiento interno de la CE permitía hacerlo público hasta el 7 de julio, justo el día en que vio la luz. “La Comisión siguió los procedimientos que marca la ley”, ha asegurado. Bruselas no ha avanzado si tomará alguna medida para presionar al Gobierno español a iniciar una nueva investigación y señala que está a la espera de reacciones desde Madrid.

El informe de la Agencia Ferroviaria Europea que tira por tierra la investigación de Fomento ha provocado una cascada de peticiones para que se asuman responsabilidades políticas. Las asociaciones de víctimas del accidente exigen la dimisión de la actual ministra de Fomento, Ana Pastor, que también lo era cuando ocurrió el siniestro, un cese al que se suma también el BNG, el partido que con su presión a las autoridades comunitarias ha logrado que el documento salga a la luz.

Las víctimas llevan tres años denunciando la nula voluntad del Gobierno central por aclarar si el diseño de la seguridad en el tramo ferroviario influyó en que ocurriera una tragedia de tales dimensiones, ya que no había ningún dispositivo que mitigara el error humano del maquinista.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha salido en defensa de Pastor y ha señalado sin nombrarlo al exministro socialista José Blanco, que ocupaba este cargo en el Gobierno de Zapatero cuando se construyó el tramo en el que sucedió el siniestro y que ahora es europarlamentario. El compañero de partido de la ministra la exime de responsabilidad porque “era una diputada de la oposición cuando la vía se ejecutó”, obviando que la popular dirigía el ministerio cuando se autorizó que el Alvia circulase por Angrois como alta velocidad sin el sistema más completo de frenado de emergencia. “Me parece sorprendente que se crea que alguien que no hizo ni ejecutó la obra tenga responsabilidad sobre ella”, ha añadido Feijóo, quien tras conocer el duro informe de Bruselas se limita a pedir que se “complete la investigación”.

Las víctimas acusan a Pastor de haberles “mentido” al asegurarles que la investigación de Fomento era neutral. Afectados y BNG demandan que se creen comisiones de investigación en el Congreso y en el Parlamento gallego, siempre bloqueadas por los votos de PP y PSOE. El abogado del maquinista, único imputado por el accidente, ha anunciado que incorporará el informe al sumario porque demuestra que “no se puede determinar que hay una única causa” de la tragedia.

Más información