Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón y Errejón chocan sobre el futuro y el proyecto de Unidos Podemos

El líder de IU critica en un libro la estrategia del ‘número dos’ de Pablo Iglesias

Alberto Garzón, el pasado lunes en la sede de IU. Kike Para | EL PAÍS VÍDEO

Podemos e IU, las dos principales fuerzas que vertebran Unidos Podemos, afrontan con divisiones internas el futuro de la coalición. Tanto el líder de la formación emergente, Pablo Iglesias, como el coordinador general de la federación de izquierdas, Alberto Garzón, quieren convertirla en una alianza estable. Pero el proyecto político de Garzón choca de plano con la estrategia del número dos de Podemos, Íñigo Errejón.

Este, a pesar de negar discrepancias con Iglesias, considera que debe evaluarse la continuidad de la coalición y defiende un plan incompatible con el de IU y que rechaza la identificación con los postulados de la izquierda tradicional. Lo afirmó claramente la semana pasada, en una de sus primeras valoraciones del resultado del 26-J. “Ciertamente, el acuerdo no parece haber funcionado. Sobre el eje izquierda-derecha es más difícil construir una mayoría nueva”.

Este tipo de reflexiones, según Garzón, no son acertadas. “La estrategia populista se ha agotado”, sentencia el líder de IU en Conversación con Alberto Garzón. Boceto de un futuro posible (Editorial Turpial), de Miguel Roig, publicado este mes de junio. El dirigente hila en el libro una impugnación total a esa estrategia. La visión de Errejón, muy influenciada por la tesis académica del populismo de izquierdas, explica Garzón, es una “posición política bienintencionada” que sin embargo “deriva en la moderación ideológica”, critica. “Hay una parte de Podemos que considera que esto es una táctica: algo que te permite ocultar tus verdaderas intenciones y, una vez que lo has ganado, sacas la realidad profunda de tus pensamientos”, señala Garzón. El líder de IU discrepa aún más con la otra parte del partido, la que en su opinión “comparte la moderación ideológica”. “Cree que nuestro país no está preparado para una ruptura democrática y que por lo tanto lo que hay que hacer es moderar el discurso, normalizar a la organización”, dice.

El líder de IU no despeja quién representa esos dos sectores, el que utiliza la moderación como táctica o el que lo hace por convencimiento, pero enmienda esa estrategia porque no hace “un análisis materialista de lo que está sucediendo”. “Esto es una deficiencia brutal que condiciona gran parte de sus conclusiones”, afirma. “Es muy raro ver un artículo de alguien de Podemos que hable de economía, de las condiciones materiales de la vida”. “Todo”, prosigue, “está articulado en torno a peleas de poder, de juego entre sujetos, entre el régimen, las élites, el pueblo, los partidos, entre discursos, las etiquetas, que si izquierda, que si populista… Siempre está girado en una cierta flexibilidad donde prácticamente todo vale”.

El diputado reflexiona también sobre el objetivo de “construir pueblo” que guía a Errejón y los suyos. “Cuando Podemos (sobre todo en su facción posmoderna, especifica) habla de construir pueblo, habla de hacerlo a través del discurso única y exclusivamente, no hay un vínculo con la realidad material. Y por tanto está todo muy basado en la semiótica, en la habilidad de desenvolverte por los medios de comunicación, y cuando algo les va mal el problema es una conspiración”.

Él discrepa: “Nosotros creemos que no se puede hacer así. Tampoco se puede hacer electoralmente. Ellos utilizan el discurso para ganar las elecciones con un programa que es cada vez más moderado porque presuponen que cuando ganen las elecciones podrán cambiar el país, de ahí que sean una simple maquinaria electoral sin anclaje en la vida cotidiana de la gente en sus barrios”. Para Garzón, la forma de construir pueblo, o de que una amplia mayoría de ciudadanos apoye su candidatura, tiene que ver con la praxis. El mejor ejemplo es, en su opinión, el trabajo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

"Hubiera firmado el discurso de Sánchez"

Los discursos son algo etéreo y ambiguo, critica Alberto Garzón en alusión a la estrategia del discurso de Íñigo Errejón. El líder de IU considera que el secretario Político de Podemos habría suscrito el que pronunció uno de sus adversarios electorales. “El discurso de Pedro Sánchez en la investidura fue un discurso que yo estoy convencido que hubiera firmado Íñigo Errejón, es más, es el que le hubiera gustado a Íñigo Errejón que hubiera leído Pablo Iglesias: hablar de patria, hablar de pueblo, hablar de cambio, de significantes vacíos que en realidad los puede comprar casi todo el mundo, que caen bien a la gente, que le suenan bien a la gente”, concluye el líder de IU.

Más información