Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos rechaza la autocrítica y atribuye el fiasco del 26-J a la “campaña del miedo”

La formación analiza con IU y sus alianzas territoriales el resultado de las elecciones

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón antes de la reunión con las distintas confluencias en la sede de Podemos.

Unidos Podemos descarta la autocrítica. Tras comenzar el debate interno sobre el mal resultado de las elecciones, la alianza liderada por Pablo Iglesias atribuyó ayer la pérdida de más de un millón de votos respecto al 20-D al temor a que pudiera alcanzar el Gobierno. “La campaña del miedo ha movilizado y concentrado el voto conservador”. Es una de las conclusiones de la primera reunión tras el 26-J mantenida por la ejecutiva de Podemos, IU y sus candidaturas territoriales.

Tras cinco días de críticas cruzadas por el fiasco electoral, la cúpula de Podemos alcanzó ayer un consenso de mínimos sobre lo que falló. No fue, según la formación, el liderazgo de Iglesias, pero tampoco el pacto con IU o el diseño de la campaña, de la que Íñigo Errejón fue el máximo responsable. Según el análisis del partido, de la federación de izquierdas y de los representantes de las alianzas en Cataluña, en la Comunidad Valenciana y en Galicia, los apoyos perdidos se explican en el contexto de la elevada proyección que la coalición estaba experimentando en las encuestas.

“Hemos perdido un millón de votantes que fundamentalmente no se han ido a otras opciones, sino a la abstención”, coincidieron, según la versión difundida por la coalición, los asistentes a la reunión. A la cita acudieron los miembros del consejo de coordinación o ejecutiva de Podemos; Xavier Domènech y Ernest Urtasun por parte de En Comú Podem; el portavoz de Anova, Xosé Manuel Beiras, y Yolanda Díaz, por parte de En Marea; Àngela Ballester, Pasqual Mollà y Pep Cortell, de A la Valenciana; David Abril, de la alianza con Més per Mallorca que concurrió en Baleares; Clara Alonso y Sira Rego por parte de IU; y Juantxo López de Uralde, de Equo.

A falta de evaluar los datos del estudio demoscópico encargado por la cofundadora de Podemos Carolina Bescansa, la dirección del partido y sus aliados consideran que “amplios sectores de la ciudadanía miran con simpatía la candidatura del cambio”, aunque finalmente el pasado domingo optaran por no votarla o quedarse en casa.

Restañar heridas

“Ni la confluencia [con Izquierda Unida] ni la campaña han sido decisivos”, concluyen los dirigentes de la coalición. Al descartar estas dos hipótesis tratan de restañar también las heridas abiertas por las disputas internas sobre la oportunidad de concurrir a las elecciones con la federación que lidera Alberto Garzón y, por otro lado, las críticas a la concepción de la campaña. De esta forma, tanto los planteamientos de Iglesias como los de Errejón quedan a salvo, libres de críticas en los máximos órganos de Podemos, que hoy se reúnen con los líderes territoriales.

Los dos principales dirigentes de la formación llegaron juntos a la reunión y se fueron juntos para tomarse “unas cañas”. “Debatimos con honestidad y escribimos y discutimos, pero vamos todos a una”, resaltó Errejón. “No hemos conseguido todos los resultados que queríamos, pero representamos a cinco millones de personas, tenemos 71 escaños y creo que somos el polo más dinámico y la posibilidad del cambio. No va a ser ahora, pero será”, afirmó el número dos de Podemos.

El partido se autoexcluye, de momento, de las conversaciones para formar Gobierno, una tarea que, asegura, el PP debe hablar con el PSOE y Ciudadanos. “Ahora le corresponde al PP intentar conformar Gobierno. Saben que para eso no pueden contar con nosotros porque representamos un modelo de país opuesto al de los recortes y la corrupción”, señala la formación, que se fija ahora una nueva prioridad. “Vamos a organizarnos desde nuestra diversidad y plurinacionalidad para ser el polo que enfrente la austeridad y las políticas del PP y así se reflejará en nuestro funcionamiento en el Congreso”.

 

Más información