Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cúpula de Podemos acallará y castigará todas las críticas internas

Echenique avisa: "Para que crezca el amor no solo hay que regarlo sino también extirpar las malas hierbas"

Pablo Iglesias, Alberto Garzón e Íñigo Errejón, este domingo.

La cúpula de Podemos ha anunciado a sus cargos que acallará todas las críticas y castigará las voces que alienten tensiones internas. El fracaso del 26-J ha desatado en el seno de la formación un cruce de reproches que Pablo Iglesias y su entorno quieren cortar de raíz. Tras un llamamiento al orden, también el secretario de Organización, Pablo Echenique, lanzó su advertencia. Lo hizo en privado, con un mensaje de Telegram dirigido a la dirección. “Para que crezca el amor no solo hay que regarlo sino también extirpar las malas hierbas”, avisó. Podemos es, en estos momentos, una olla a presión.

Iglesias está convencido de que los reproches internos, que desde el domingo por la noche han girado en torno a la oportunidad de coaligarse con IU y a la eficacia de la campaña electoral, favorecen a sus adversarios políticos. En una formación acostumbrada al debate interno, que nació con una fuerte vocación asamblearia, se exige ahora silencio. Ninguno de los máximos dirigentes quiere que la situación degenere en una guerra, aunque el intento de no airear las críticas contribuyó a aumentar la tensión.

Echenique se dirigió el martes al consejo ciudadano estatal, máximo órgano de dirección entre asambleas. En el mensaje, filtrado a varios medios, el responsable de Organización apela, ante los conflictos internos, a la solución “mediada, amorosa y consensuada”. Pero agrega: “En caso de que la vía del amor y los cuidados se demuestre inútil, se actuará de manera contundente” contra quienes alienten las guerras,

El “estilo” del aragonés

Fuentes de la dirección del partido aseguraron a EL PAÍS que estas palabras “no buscaban la confrontación” y las enmarcaron en “el estilo” del dirigente aragonés. Recuerdan que ya antes de su nombramiento, en marzo, lanzó un aviso sobre las buenas y malas prácticas en los órganos de Podemos. Este miércoles, el propio Echenique sostuvo que ese mensaje había sido “tergiversado”. “Si lo tuviera que resumir en una frase, sería esta: todas las personas son bienvenidas en Podemos, pero no todas las actitudes lo son”. El entorno del dirigente defendió que pretendía hacer un llamamiento al consenso refiriéndose a todos los sectores del partido.

Pese a la insistencia de algunos dirigentes en negar en público las diferencias internas, al menos desde el pasado mes de marzo se han sucedido varios choques al máximo nivel. Las referencias a la cal viva por parte de Pablo Iglesias en el debate de investidura, la crisis en la dirección de la Comunidad de Madrid, la destitución de Sergio Pascual, el pacto con IU... todos estos elementos empeoraron el clima. Tanto es así que en las filas de la formación ya están asumidas las discrepancias estratégicas entre sus principales líderes, Iglesias e Íñigo Errejón.

El director de campaña, Errejón, volvió a manifestar sus dudas sobre la eficacia del acuerdo con IU. “Ciertamente, el acuerdo no parece haber funcionado, parece haber perdido votos entre la gente que votaba a IU y a Podemos. Es suficientemente constatable, con las cifras en la mano, que dos más dos han sumado menos”, señaló en TVE. Unidos Podemos logró 71 diputados, los mismos que consiguieron las dos fuerzas por separado el 20-D. En su conjunto la coalición perdió cerca de un millón de votos. Esta reflexión choca con la de Iglesias, que defendió la alianza con IU como un acierto y dio por sentado que debe tener continuidad. Errejón no lo ve así y ahora es partidario de evaluar su eficacia. “Todavía no tenemos el conjunto de los datos”, concedió en referencia al estudio demoscópico encargado por la dirección. “En este caso”, agregó, “dos más dos no han sido cuatro”. “Sobre el eje izquierda-derecha es más difícil construir una mayoría nueva”, zanjó.

A la tensión interna se suma ahora el punto de vista del líder de IU, Alberto Garzón, que coincide con Iglesias sobre la necesidad de convertir la coalición Unidos Podemos en una alianza estable. “Es lo que nos permite empezar a construir un espacio político con enorme potencial de transformación”, escribe en una carta remitida a la militancia. El líder de IU hace también una defensa de la izquierda y de la ideología, en contra del objetivo de la llamada transversalidad defendida por Errejón. “En nuestro país, en gran parte hemos logrado explicar la crisis desde las coordenadas ideológicas de la izquierda”, argumenta Garzón. Errejón lo rechaza. El debate sobre el futuro del partido se complica.

Garzón apuesta por la coalición y la “ideología”

ELSA GARCÍA DE BLAS

En un momento de tensiones internas en Podemos tras los malos resultados electorales, y después de que el número dos, Íñigo Errejón, haya deslizado que la coalición con IU puede estar entre las causas del fracaso de Unidos Podemos, el líder de IU, Alberto Garzón, ha intervenido en el debate al escribir una carta a la militancia de su partido.

Garzón defiende la coalición como una buena idea, porque ha permitido mantener el mismo número de escaños de diciembre a pesar de la pérdida de votos, y porque es su convencimiento político a futuro. “Es lo que nos permite empezar a construir un espacio político con enorme potencial de transformación”, escribe.

El líder de IU hace también una defensa de la izquierda y de la ideología, mientras en Podemos el debate se dirime también en si la alianza con IU ha desviado el objetivo de la llamada transversalidad ideológica que apela a amplias mayorías. “En nuestro país, en gran parte hemos logrado explicar la crisis desde las coordenadas ideológicas de la izquierda”, argumenta Garzón, que cree que la “hegemonía”, referida a la “capacidad de extender una alternativa concepción del mundo, cultural y social”, solo se puede lograr, en su opinión, “con organización y con ideología”. “Es decir, con compromiso colectivo y con proyecto político”, añade. En la discusión que está abordando Podemos el cofundador Juan Carlos Monedero ha acusado a la dirección del partido de haber utilizado un discurso “hueco”.

Más información