Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La imagen del Rey se refuerza en medio del descrédito de la política

El 73% de españoles aprueba la labor de Felipe VI, según Metroscopia

Los Reyes saludan al director del Orfeón Donostiarra en San Sebastián. Ampliar foto
Los Reyes saludan al director del Orfeón Donostiarra en San Sebastián. EFE

El segundo aniversario de Felipe VI en el trono, que se cumple este domingo, no tiene un acto de conmemoración solemne, pero sí motivos para la celebración en La Zarzuela. Según el sondeo Pulso de España de Metroscopia, realizado el pasado 3 de junio, la imagen del Rey se robustece entre los españoles frente al temor a un supuesto desgaste que podía sufrir en medio del proceso decepcionante de la frustrada legislatura.

El descrédito de la política ha tenido un crecimiento persistente en el último año, en el que los partidos, tras las elecciones del 20 de diciembre de 2015, han sido incapaces de superar los intereses particulares para alcanzar un acuerdo de investidura que salvara la legislatura y evitara la repetición de elecciones. El último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) constató que los españoles tienen una pésima percepción de la situación política española: el 82,3% cree que va mal o muy mal.

Sin embargo, el Rey, que ha desempeñado un papel muy notorio en el proceso en función de su cometido constitucional, no se ha visto penalizado por este desprestigio. Antes al contrario, su imagen de jefe de Estado en las rondas de consultas, con constantes llamadas al entendimiento en sus discursos, sale fortalecida. El 73% de los españoles está satisfecho con la forma en que Felipe VI está desempeñando sus funciones como rey, frente a un 23% que desaprueba su trabajo, de acuerdo con los datos de Metroscopia a los que ha tenido acceso EL PAÍS.

Es decir, siete de cada diez españoles valoran de forma positiva su trabajo en un estado de opinión tomado en un momento de especial malestar ciudadano por los efectos de una larga crisis y en medio de un periodo insólito en la reciente historia política española marcado por la desafección.

El presidente de Metroscopia, José Juan Toharia, pondera que este resultado sigue la pauta ascendente que se produce desde la proclamación, el 19 de junio de 2014, aunque cobra un especial significado por el contexto en el que se produce. “Una semana después de su coronación, el 26 de junio, un llamativo 62% (frente a un 20%) de la ciudadanía respaldaba ya la forma en que el nuevo Rey había comenzado a desempeñar sus funciones”, recuerda.

En el último año de Juan Carlos I, con una España hundida en la crisis e indignada por los errores del Monarca y los negocios de su del yerno a la sombra de la Corona, la figura del Rey había experimentado una sensible depreciación que solo frenó el cambio dinástico.

“Esa cifra de aprobación subió al 70% apenas un mes después”, relata Toharia, “y desde entonces, y con mínimas fluctuaciones coyunturales, ha permanecido de forma estable anclada a ese porcentaje”. Pero el último dato disponible, contextualiza, responde “a un momento de la vida española de especial complejidad político-institucional”.

Toharia considera “llamativo” el saldo evaluativo de 50 puntos positivos de diferencia entre los resultados de aprobación y desaprobación, “sin referente comparativo alguno en el panorama político-social nacional y aun internacional”. “Entre los españoles, tan solo el Papa Francisco ha alcanzado en estos pasados 24 meses niveles de aprecio popular equiparables a los del Rey”, enfatiza.

A Toharia no le resulta menos relevante “el notable grado de transversalidad” de apoyo a Felipe VI que arroja el sondeo en los diferentes tramos de edad, en los que resulta ampliamente mayoritario. Incluso en el que podría considerarse con menor predisposición a sintonizar con la Monarquía, el de los 18-34 años, el saldo evaluativo es de 33 puntos positivos. Una cifra que se va incrementando a medida que ascienden los intervalos: +41 entre los 35 y 54 años; +50 entre los 55 y 64, y +73 entre los 65 y más.

Más información