Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno deberá divulgar el coste de fabricar la moneda de Felipe VI

Es la segunda sentencia que obliga al Ejecutivo a responder a ciudadanos que piden información amparándose en la Ley de Transparencia

Nuevas monedas de 1 y 2 euros con la imagen de Felipe VI, rey de España. EFE

¿Cuánto ha costado la nueva moneda de Felipe VI? Hace unos meses un ciudadano preguntó a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT), dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, por los “costes de producción y distribución de la nueva moneda de un euro acuñada con la efigie de Felipe VI”. La Real Casa de la Moneda respondió que darle esos datos perjudicaría a sus intereses económicos y comerciales y le denegó la información. Ahora una sentencia le da la razón: los datos tienen interés público.

Esta es la segunda sentencia que falla contra la opacidad del Gobierno, que hasta ahora ha recurrido a los tribunales en una decena de ocasiones para evitar responder a los ciudadanos que le solicitan información amparándose en la Ley de Transparencia, norma que él mismo impulsó y que entró en vigor en diciembre de 2014. La Abogacía del Estado, en nombre de ministerios o de empresas públicas, ha presentado recursos contencioso-administrativos para no tener que dar información sobre gastos de RTVE, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, la contratación que realiza la empresa pública Tragsa o para no publicar la lista de la amnistía fiscal.

La Fábrica Nacional de la Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda (FNMT-RCM) tendrá que facilitar los costes de la nueva moneda de un euro con la efigie de Felipe VI, que fue acuñada con motivo de su proclamación, según un fallo del Juzgado Central de lo contencioso administrativo 5 de este lunes, consultado por EL PAÍS. El Consejo de la Transparencia ya había dado la razón al ciudadano: “Conocer el coste económico de la inversión realizada con motivo del cambio en la Jefatura del Estado y que ha sido asumida con fondos públicos responde plenamente a la finalidad última para la que fue aprobada la Ley de Transparencia", dice su resolución.

Sin embargo, la FNMT argumentó que desvelar esa información perjudicaría sus intereses económicos y comerciales, y que su posición competitiva se vería dañada, por ejemplo, si intentara resultar adjudicataria en licitaciones para la acuñación de moneda abiertas en otros países. La magistrada desmonta uno a unos los argumentos, empezando por el de la competencia: "La FNMT solo tiene como potenciales clientes países miembros de la zona euro, y todos ellos cuentan con sus propias Casas de la Moneda o entidades equivalentes", asegura. "No estamos ante revelación de secretos o de estrategias empresariales", añade.

El abogado del Estado que redactó el recurso de la FNMT argumentó también que al denegar la información no se perturba ningún interés general, puesto que la solicitud “pretende satisfacer una curiosidad privada de una ciudadana”. "No se considera acreditado el daño que con el límite a la información se pretende proteger o salvaguardar", asegura la sentencia. Las nuevas piezas de curso legal con la imagen de Felipe VI, tras su proclamación como Rey de España en junio de 2014, empezaron a circular en febrero de 2015

El Consejo de la Transparencia, órgano independiente que atiende las reclamaciones ciudadanas y vela por el cumplimiento de la ley, lleva recogidos 13 recursos interpuestos por organismos públicos o ciudadanos contra sus resoluciones. La mayoría corresponden al Gobierno, ya sea a ministerios o a empresas públicas, y son recursos para evitar responder a ciudadanos a los que el Consejo dio la razón.  Hasta el momento se han resuelto tres de esos contenciosos. Además de la sentencia sobre la moneda, la otra que ha ganado instó a RTVE a facilitar los datos de su participación en el festival de Eurovisión de 2015. 

Más información