Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los padres de la pública piden que no haya deberes en verano

"Se puede educar de otra manera, se debe educar de otra manera", dice uno de los lemas

Dos alumnos llegan al Colegio San Pedro Apóstol de Madrid.
Dos alumnos llegan al Colegio San Pedro Apóstol de Madrid.

Hace meses que la confederación de familias de la escuela pública, la Ceapa, inició una cruzada contra los deberes escolares. Ahora, a 15 días de que empiecen las vacaciones escolares de verano, piden a los centros que no manden tareas a los alumnos en estos meses de descanso.

Durante las vacaciones estivales, la carga de deberes es "parecida" a la que tienen los alumnos el resto del año, según Jesús Salido, presidente de Ceapa. "En verano parece que, como hay mucho tiempo por delante y no hay que perder el ritmo, les ponen más trabajo. Nosotros no vamos a la oficina para no perder el hábito. Ese argumento no es positivo ni pedagógico", considera.

Para intentar movilizar a los centros ultiman una campaña que lanzarán en redes sociales a través de las cuentas de sus federaciones y asociaciones. Ceapa está integrada por 11.000 asociaciones y más de tres millones de familias. "Se puede educar de otra manera, se debe educar de otra manera", es el primer lema que han previsto lanzar en redes. Aparece en un cartel con el dibujo de un edificio frente al que algunos niños juegan y se ve a otros trabajando desde las ventanas de sus casas.

A la cabeza de la OCDE

España está entre los países en los que los alumnos de 15 años destinan más horas a los deberes para casa, según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). Aquí se dedican 6,5 semanales frente a las 4,8 de media entre los países industrializados. La iniciativa de Ceapa pretende que el debate social se amplíe hasta que los deberes "desaparezcan" también el resto del año, añade Elena Gómez, vicepresidenta de la confederación.

Además, han enviado un documento al Ministerio de Educación en el que preguntan cuál es la base legal para que los profesores evalúen y puedan sancionar al alumno por los deberes que hacen en casa, sostienen que estas tareas atentan contra los derechos del niño "respecto a su socialización" y "atenta contra la gratuidad", según Salido. El documento subraya, además, que hay familias "que se ven obligadas a contratar clases particulares o academias para evitar perjuicios a sus hijos".

Reclaman también que se adelanten los exámenes de septiembre para que los alumnos que no hayan aprobado en junio puedan tener también vacaciones.

Contra el calendario escolar de Cantabria

Los principales responsables de la Ceapa han valorado también el cambio de calendario escolar de Cantabria, que a partir del curso que viene tendrá una semana de vacaciones cada dos meses de clase. Rechazan que la medida se haya aprobado sin consultar primero a las familias, como sí hizo Asturias, que lo frenó. Temen además que el calendario nuevo se generalice en otras comunidades autónomas por la actuación de los sindicatos docentes.

"Es una reivindicación laboral que no tiene ningún significado pedagógico", añade Gómez. La Ceapa señala, como indicó el consejo de colegios de pedagogos, que no existen evidencias científicas ni estudios que comparen ambos modelos e indiquen cuál es más beneficioso para los alumnos.

Más información