Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Propuestas de conciliación menos para la hora del debate

La cita de los cuatro presidenciables acabó pasada la medianoche. "Lo habríamos hecho antes si lo hubieran planteado", dice Manuel Campo Vidal

Todos los partidos llevan medidas de conciliación en su programa y han debatido hasta siete proposiciones en el Congreso en los últimos cinco meses. Una medida que se repite es adelantar el fin del prime time televisivo a las 23.00. El debate del martes con los cuatro candidatos presidenciables empezó después de las 22.00 y acabó pasadas las 00.30. Las asociaciones que reclaman cambios creen que se ha perdido una oportunidad de oro para dar ejemplo ante más de 10 millones de espectadores. Los partidos admiten que debían haber hecho esa reflexión, pero el asunto ni siquiera salió en la negociación.

Un padre y una hija a la salida de un centro escolar.
Un padre y una hija a la salida de un centro escolar. EL PAÍS

Los equipos de las cuatro formaciones “estaban preocupados por otros temas, nadie cayó en ello. Si hubiera sido así, yo mismo lo habría planteado”, admite el periodista Manuel Campo Vidal, que fue el mediador de la Academia de la Televisión en las negociaciones. “Si se repite en el futuro podría empezar a las 21.30”, añade. José Luis Casero, presidente de Arhoe, la asociación para la racionalización de horarios, considera que “no es de recibo que los líderes políticos, que negocian cómo sentarse o quién habla primero ni siquiera se cuestionaran empezar media hora antes”.

“Hay cuestiones aún más importantes. Durante la legislatura, podían haber aprobado ampliar permisos de paternidad y maternidad  y no lo hicieron”, añade Dori Fernández, de la plataforma Ppiina, que reclama permisos de trabajo iguales e intransferibles para madres y padres. Ella se quedó dormida esa noche, como Usúe Madinaveitia, de la plataforma #mamiconcilia. “Hemos conseguido que el tema entre en la agenda política, pero ahora falta que los políticos entiendan a los ciudadanos, que se pongan en su piel y entiendan que necesitamos más tiempo para vivir”.

Una nueva línea roja

“También somos ciudadanos y también tenemos hijos”, replica Carmen Montón (PSOE) que este miércoles ha entrado a trabajar a las 7.30 tras ver íntegro el debate. “Todo el que quiere llegar al final del debate o desconectar con una película, supera la medianoche”, reflexiona. Montón admite que deben dar ejemplo. “Podemos interponer otra línea roja para futuros debates”, añade, “pero es uno cada cuatro años y yo lo quiero todo el tiempo”.  Montón defiende que el programa del PSOE -el "partido de las mujeres", según dijo Pedro Sánchez durante el debate- es "el más completo" porque no solo aborda la conciliación, "también la corresponsabilidad entre hombre y mujeres".  "Llevamos una ley de igualdad salarial, otra asociada a los usos del tiempo. No habrá igualdad sin una verdadera racionalización de los horarios", concluye.

Marta Martín es la portavoz de Igualdad de Ciudadanos y participó como experta externa en la subcomisión que debatió y redactó medidas en 2013 y cuyo informe que acabó en un cajón y no llegó al pleno del Congreso. Martín  se compromete a recuperar en un futuro Gobierno. Martín asegura que ella habría planteado adelantar el horario si hubiera estado en el comité de negociación del debate. “Una campaña electoral es una situación excepcional, aunque lo deseable estas cuestiones se integraran automáticamente en la conciencia pública. Lo importante es caer en la cuenta”.

El bebé de Bescansa

Clara Serra, responsable estatal de Igualdad de Podemos, también lo habría fijado más temprano y considera que su formación podía haberse negado a esos horarios. Su partido lleva en el programa los permisos iguales e intransferibles que reclaman asociaciones como Ppiina. Carolina Bescansa, secretaria de Ánálisis Político y Social y una de las mujeres con más peso en el partido, protagonizó una de las imágenes más recordadas de la legislatura al llevar al escaño a su bebé en la constitución de las Cortes. Serra reclama "una feminización de la política para que cambie la manera de hacer las cosas. Seguiremos proponiendo medidas para que las mujeres puedan participar más".

“En la vorágine de una campaña se pierden oportunidades como esta, pero lo llevamos en el programa”, dice por su parte Carmen Quintanilla, una de las políticas que trabajan sobre igualdad en el PP. Los populares han prometido jornadas de trabajo que terminen a las 18.00 o adelantar el prime time a las 23.00, entre otras medidas. Quintanilla defiende que su partido fue el que consiguió que se adelantara el horario en la televisión pública. "Las películas terminan normalmente a las 23.30 desde hace dos años", señala. Y considera que es necesario legislar para “cambiar mentalidades” aunque admite que el gesto de adelantar el debate “también habría ayudado”.

Más información