Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera cambia su estrategia y trabaja su puesta en escena

Tras su mala experiencia en los debates del 20-D, el candidato de Ciudadanos intentará controlar sus gestos

Ampliar foto
Albert Rivera, durante un mitin en Valencia. EFE

Los dirigentes de Ciudadanos vivieron los debates de la campaña del 20-D como “un pinchazo” en sus expectativas electorales, según describe un prominente miembro de su Ejecutiva. En consecuencia, Albert Rivera cambiará su estrategia para el encuentro de hoy entre los cuatro líderes, primero en el que se alista Mariano Rajoy. En lugar de centrarse únicamente en sus propuestas, entrará más en el cuerpo a cuerpo; intentará controlar los movimientos de sus manos, que tanto le afearon los expertos en diciembre; y buscará ser “más dinámico”. Antes de la cita, el líder de Ciudadanos se centrará en practicar ante un atril, y en hacer algo de deporte para llegar fresco al encuentro.

“Va a sorprender cuando esté Rajoy delante y se le digan según qué cosas con eficacia", opina uno de los asesores de Rivera. "Ciudadanos tiene más credibilidad cuando le hace una crítica a Rajoy que la que puedan tener los otros, porque [para los votantes del PP] unos están en otro mundo [Podemos] y otros son el referente para votar en contra [el PSOE]", argumenta. "Es más eficaz Rivera diciéndole a la cara a Rajoy todo lo que ha hecho mal que todo lo que le puedan decir desde Podemos o el PSOE".

Muchas cosas han cambiado entre esta cita y las del 20-D. Rivera llegó a aquellas lanzado por las encuestas, que a un mes de las elecciones generales colocaban a Ciudadanos a solo una décima del PP; impulsado por su aureola de campeón universitario de debates; y aupado por haber dominado a Pablo Iglesias en un cara a cara televisivo. Ahora, el líder de Ciudadanos acude al encuentro entre los cuatro candidatos sabiendo que en diciembre de 2015 no cumplió con las expectativas. Para cambiar esa dinámica, ha utilizado otro sistema de documentación; se ha centrado en depurar su mensaje, para que sea más fácil de transmitir; y le ha dedicado muchas horas de la pasada semana a estudiar los temas que cree que decidirán el resultado.

“No es un debate tres contra uno, pero se hará un balance de los cuatro últimos años de Gobierno porque ahora sí estará el presidente”, explica otro dirigente de Ciudadanos de la máxima confianza del presidente del partido. “Habrá varios ejes: Gobierno/oposición, partidos nuevos/viejos, izquierda/derecha”, añade. "La parte de hablar en público la hemos trabajado más".

Rivera se ha centrado en preparar el mensaje que quiere lanzar al principio y al final de cada bloque temático. Su meta: replicar con más soltura al resto de candidatos sin olvidar que se dirige a los espectadores.

Más información