Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El horario de los colegios españoles es una excepción en Europa, no es racional”

El consejero cántabro defiende que una semana de vacaciones cada dos meses no solo beneficia a los profesores y reclama que el debate de la conciliación salga de las escuelas

Ramón Ruiz (Suesa, Cantabria, 1952) asegura que se ha encontrado con una polémica que no esperaba. El consejero de Educación de Cantabria (PSOE) ha aprobado con los sindicatos docentes un nuevo calendario escolar, que incluye una semana de vacaciones cada dos meses de clase desde infantil a bachillerato y FP. La federación de familias de la escuela pública recela de su propuesta y otras comunidades autónomas, como Madrid, la tildan de ocurrencia.

El consejero de Educación cántabro, Ramón Ruiz, este miércoles delante de la sede del Gobierno. JOAQUIN GÓMEZ SASTRE EL PAÍS ATLAS

Ruiz admite que debieron informar mejor a los padres (que se enteraron por la prensa de su plan) pero defiende que su modelo es “más racional” y beneficia a los niños. “El debate de la conciliación tiene que ir más allá del colegio”, reclama Ruiz, docente de formación. Antes de ser consejero, fue maestro rural, jefe de estudios, inspector educativo y director del centro de profesores de Santander, entre otras ocupaciones.

Pregunta. ¿Por qué han cambiado el calendario escolar?

Respuesta. No ha surgido de forma espontánea. Es un debate que iniciamos cuando estuvimos gestionando la educación en Cantabria [Ruiz fue director general de políticas educativas entre 2003 y 2011], con jornadas de reflexión sobre los tiempos escolares. Teníamos claro que el calendario escolar estaba irregularmente repartido. Todo el mundo coincide en que tres meses de vacaciones es mucho, que había que empezar antes y acabar después. Si le añadimos la tradición de deberes que hay en España, el sistema está muy recargado para los alumnos, llegan al final del trimestre muy cargados y desmotivados.

"El debate de la conciliación tiene que ir más allá de la escuela"

P. ¿Por qué considera que su modelo es mejor?

R. Porque racionaliza los tiempos lectivos con periodos más equilibrados para el alumnado. Al funcionar por bimestres, aumentamos el número de evaluaciones hasta cuatro. El alumno es más evaluado y el equipo de profesores podrá reflexionar ya antes de la Navidad sobre elementos correctores si va mal.

“Lo han aprobado en 10 días y sin explicarlo a las familias”

En Cantabria hay 93.438 alumnos y 318 centros afectados por el nuevo calendario escolar. La FAPA de Cantabria representa a las familias de 165 centros públicos de la región, según sus propias estimaciones. Y sus integrantes, como el resto de familias, se enteraron de la medida por la prensa. La presidenta de la federación, Leticia Cardenal, asegura que esa cuestión es la que más les ha molestado. “Nos sentimos un poco ninguneados, nos llaman para hablar de algo que ya han decidido. No nos gusta que un cambio de este tipo se apruebe a espaldas de las familias”. La consejería sostiene que el debate es antiguo, que ya convocaron jornadas de reflexión sobre horarios escolares antes. “Si llevan desde 2008, como dicen, ¿por qué sale ahora? Lo han aprobado en 10 días y sin explicarlo a las familias. No entendemos muy bien la premura”, añade la representante de las familias de la enseñanza pública.

La consejería de Educación cántabra ha convocado una reunión con la FAPA para este jueves en la que, según Cardenal, esperan que atiendan parte de los cambios que han planteado, aunque el calendario se aprobó el 7 de junio con el respaldo unánime de cuatro sindicatos docentes (STEC, CC OO, ANPE y UGT). El viernes han convocado una asamblea en la que está confirmada la asistencia del consejero para atender las preguntas de todos los padres interesados. La reunión es en la sede de la FAPA, aunque la propuesta afecta también a los centros concertados y privados.

“No tenemos una opinión formada sobre si es un calendario bueno o malo para los alumnos, porque no nos han explicado las bondades y ventajas pedagógicas que supuestamente tiene”, asegura la representante de las familias de la pública. “Una de las cuestiones que nos preocupan es que los alumnos lleguen a casa esas semanas con muchos deberes. Me cuesta creer que en los cursos finales de primaria y en secundaria, los alumnos puedan pasar una semana entera sin hacer deberes”.

La propuesta del Gobierno de Cantabria, según el consejero de Educación Ramón Ruiz, no incluye más deberes. El Parlamento de Cantabria ha debatido una propuesta recientemente para diseñar unas orientaciones que reduzcan la dedicación a las tareas escolares y “más creatividad”, en palabras de Ruiz. La FAPA también recela de que, al no tener clase, se generalicen las actividades extraescolares externas o en academias, que no todo el mundo puede pagar.

P. ¿Cómo quedan ahora las vacaciones de verano?

R. Pasamos de tres trimestres a cinco bimestres. Quiero recalcar que no es una ocurrencia, el horario de los colegios españoles es irracional y supone una excepción en Europa, donde la mayoría de los países hacen una parada en noviembre, como nosotros. Nuestra propuesta es plenamente pedagógica. Los alumnos tendrán 15 días menos de vacaciones en verano. Pero la filosofía no es solo esa, seguiremos avanzando. Queremos que el curso acabe en julio y eliminar los exámenes de septiembre.

P. Pero los padres de esos alumnos no tendrán vacaciones al mismo tiempo. ¿Cómo van a poder conciliar y cuidar de sus hijos?

R. Fuimos los primeros en implantar aulas gratuitas de dos años, donde ya hay más de 3.000 alumnos. Con el calendario actual ya hemos abierto los centros en Navidad y Semana Santa, ofreciendo actividades lúdicas y comedor escolar gratis para los estudiantes becados.

P. ¿No tendrán clase pero sí irán al colegio?

R. Pueden ir de forma voluntaria. No se abrirán todos los centros pero sí los suficientes para atender la demanda.

P. ¿Ningún niño se quedará sin plaza?

R. Hasta ahora ha sido así y no hay tanta variación. Lo que hemos hecho ha sido agrupar los puentes sueltos en la semana de vacaciones de noviembre. El resto coincide con lo tradicional de este país: Navidad, carnavales y Semana Santa. Cada bimestre, habrá un periodo lectivo de unos 30 o 32 días, serán homogéneos. Y habrá 175 días lectivos como ahora. En función de la edad, en esas semanas harán actividades deportivas, artísticas, modelado o dibujo.

"Vamos a quitar los exámenes de septiembre"

P. Las familias se quejan, entre otros motivos, porque no les han consultado.

R. No dio tiempo porque el calendario se filtró. Pero ya hicimos jornadas sobre los tiempos escolares con expertos de todo el país y las repetiremos en diciembre. Es el sistema educativo el que está tirando de la modernización también en este caso. El problema social que tiene este país con la conciliación tiene que ir más allá del colegio. El debate debe abordarse en el conjunto del país, con los empresarios. No se puede cargar todo al sistema educativo. Quizá no lo hayamos explicado bien. Vamos a reunirnos con ellos. Cuando hay innovación, hay resistencias al cambio. Explicaremos bien las ventajas para el alumno.

P. A los docentes sí les ha gustado.

R. Hay que recordar que los profesores no trabajan solo en el tiempo lectivo. Hacen cursos de verano, organizan grupos de reflexión. No se puede decir que se ha hecho solo por la comodidad del profesorado.

Más información