Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIS

Ocho de cada diez españoles consideran mala o muy mala la situación política

El sondeo del CIS de mayo muestra la desconfianza de los ciudadanos respecto de la situación económica

Encuesta CIS.  El último pleno de la X Legislatura.

La mayoría de españoles tiene una opinión pésima de la situación política, según los datos del sondeo de mayo publicado ayer por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Un amplio bloque, el 82,3%, se muestra descontento con ella. Un 44,6% la califica de muy mala y un 37,7% de mala, cuando faltan menos de 20 días para las elecciones generales. El estado de opinión recogido por el CIS traslada el mismo malestar respecto a la economía. Casi siete de cada diez no perciben una recuperación consolidada sino que, a cambio, consideran que la situación económica es mala o muy mala.

Los resultados del CIS constatan que los ciudadanos van a acudir a las urnas en un clima de importante descontento con la política. El malestar de los españoles con la situación política y la económica es mayoritario y, en el caso de la política, se encuentra en uno de los niveles más altos de los últimos años, a solo cinco puntos y medio del récord histórico, en noviembre de 2014. En esas fechas, precisamente cuando Podemos se constituye como partido político, la opinión negativa de los ciudadanos respecto de sus representantes llegó a casi el 88%. Pero ahora no le anda a la zaga. La encuesta revela, además, que los problemas que más preocupan a los españoles no siempre se corresponden con los que centran el debate político.

Solo una minoría, el 5,6%, considera que la situación política que vive España es mejor que la de hace un año, cuando todavía los nuevos partidos, Podemos y Ciudadanos, no habían llegado al Congreso de los Diputados. Ante ella, el 41,7% percibe que no ha cambiado respecto al año anterior, pero entre quienes sí perciben un cambio un 48% considera que es peor. En cuanto al futuro, son mayoría los que son pesimistas: un 19,3% de los españoles augura que la situación política habrá mejorado en un año, mientras que el 32,6% está convencido que seguirá igual y el 19,4% que empeorará.

La visión de los encuestados sobre la economía tampoco es mejor. La percepción no mejora a pesar del repunte experimentado por el empleo la pasada semana. El 41,3% opina que la situación económica es mala y el 26,8% cree que es muy mala. Solo un 2,7% de los españoles se muestra entusiasta con la marcha de la economía, junto al 0,2% que sostiene que es muy buena y frente a un bloque del 28,6% que interpreta que es la situación es regular.

Tres cuartas partes de los consultados (el 75,3%) considera que el paro es el primer problema de los españoles, seguido por la corrupción y el fraude (46,7%), la economía (23,6%), los políticos en general, los partidos y la política (21,3%) y el funcionamiento de la sanidad (10,7%).

La falta de Gobierno, tras el fracaso de la XI legislatura y la repetición de elecciones el próximo 26-J, solo es considerada problemática por el 5,2% de los españoles. La independencia de Cataluña solo preocupa al 0,6% de los consultados y apenas un 0,2% considera la Monarquía como un problema. Asimismo, los nacionalismos solo inquietan al 0,5% de los españoles y los estatutos de autonomía al 0,1%.

Los problemas de índole social solo inquietan a uno de cada 10 españoles (9,7%), como los de la educación (9,1%). Sin embargo, algunos de los asuntos considerados candentes por su impacto social apenas afectan a los ciudadanos, según declaran en la encuesta. Es el caso de la violencia contra la mujer (0,6%), la reforma laboral (0%), los recortes (1,8%), los desahucios (1%), los refugiados (0,4%), el terrorismo internacional (1,8%), las pensiones (2%), las drogas (0,3%) o las guerras en general (0%).

Respecto al problema que más afecta a cada encuestado, el paro lidera la tabla de causas con un 44,2%, seguido por los problemas de índole económica (22%), la corrupción y el fraude (16,5%) y la sanidad (10,7%).

El barómetro se realizó entre el 1 y el 10 de mayo basándose en 2.484 entrevistas tomadas en 256 municipios y 48 provincias. Es decir, justo cuando se constató el fracaso de los partidos para alcanzar un acuerdo de Gobierno y se convocaron formalmente las elecciones del 26 de junio.

Más información