Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias: “Marx y Engels eran socialdemócratas”

El líder de Podemos reta a Sánchez a consultar a las bases del PSOE con quién pactar

Pablo Iglesias y Alberto Garzón, este lunes.

El candidato de Unidos Podemos Pablo Iglesias se ha presentado este lunes como el líder de una nueva alternativa socialdemócrata para hacer frente al PP y ha recordado al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que —en su opinión— le debe corresponder a la formación que logre más votos llevar la iniciativa tras el 26-J, aunque tenga menos escaños. Iglesias, presentado en un desayuno informativo del Fórum Europa por su aliado Alberto Garzón, comunista y nuevo líder de IU, ha reivindicado para sí ese espacio político que se ha abierto, ha dicho, el fracaso de las políticas de austeridad y la llamada tercera vía, que en los noventa trató de refundar la socialdemocracia.

El líder de Podemos se ha postulado para "ocupar el nuevo espacio socialdemócrata". "Ese nuevo espacio político es nada más y nada menos que la principal alternativa de Gobierno al PP", ha afirmado, contando entre sus señas de identidad el patriotismo y la plurinacionalidad. ¿Supone esta circunstancia una contradicción tras la alianza fraguada entre el partido emergente e Izquierda Unida, fuerza vertebrada por el Partido Comunista? Según Iglesias, "los significantes son lo de menos". "Independientemente de lo que añada Alberto", ha señalado, "Marx y Engels eran socialdemócratas". En cualquier caso, ha incidido en que las etiquetas ideológicas del siglo XX y del siglo XXI tienen poco que ver.

El líder de Izquierda Unida no se ha pronunciado al respecto durante el desayuno informativo, pero en conversación con EL PAÍS sí ha señalado después: "El comunismo es una tradición política que nace como escisión teórica y práctica de la socialdemocracia. Por eso, Lenin, Marx y todos los comunistas del siglo XIX eran de partidos socialdemócratas, y hablaban en sus textos como socialdemócratas. Solo que entonces socialdemócrata significada lo que hoy comunismo". Garzón, que se reivindica como comunista, argumenta que no le importan las "etiquetas" y por eso no despeja si se siente cómodo en esa categoría de "nueva socialdemocracia" en la que Iglesias encuadra a Unidos Podemos.

El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, ha evitado pronunciarse sobre la identidad socialdemócrata. "Defendemos un programa que tiene como eje central la democracia, que no es separable de las condiciones de vida de la gente. Hay que proteger los salarios, las condiciones de vida", ha señalado. "Creo que eso nos une a gentes muy diferentes. Somos una candidatura patriótica, eso junta a personas que vienen de lugares muy diferentes", ha enfatizado.

Iglesias ha asegurado que su objetivo tras las elecciones consiste en buscar un pacto con el PSOE. Sin embargo, le ha lanzado una advertencia a Sánchez al recordarle que "gana las elecciones o tiene mejor resultado el que tiene más votos". Se trata de una declaración relevante en un momento en el que las encuestas reflejan que Unidos Podemos quedaría por delante de los socialistas en estimación de voto, aunque no está claro si la coalición lograría el sorpasso en escaños. "Nadie se puede alegrar de tener más escaños teniendo menos votos", ha proseguido el candidato de la alianza de izquierdas a La Moncloa, mostrando su disconformidad con la ley electoral vigente.

"En estos momentos, Unidos Podemos es la alternativa más clara al PP", ha enfatizado Iglesias. No obstante, ha admitido que se verá obligado a pactar tras las elecciones. Y, una vez más, ha tratado de colocar la pelota en el tejado de Sánchez. "Es el PSOE el que tiene que elegir", ha zanjado, retándole, además, a preguntar a sus bases con quién preferirían ponerse de acuerdo. "Que decida la militancia socialista si quiere un acuerdo con el Partido Popular o con nosotros".

Garzón, por su parte, ha agradecido a Iglesias el haber estado "a la altura de la historia" al aceptar una alianza con la federación de izquierdas. "Ese acuerdo que hemos hecho es un buen acuerdo para IU, para Podemos, y es inmejorable para la mayoría social".

Más información