Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

34 municipios vascos convocan a las urnas por la independencia

El delegado del Gobierno en Euskadi avisa a los alcaldes de que no pueden colaborar con las consultas

Ampliar foto
Acto organizado por Gure Esku Dago en 2015 en el estadio de Anoeta de SanSebastián.

Un total de 34 municipios, la mayoría de Gipuzkoa, celebrarán este próximo domingo consultas soberanistas que pretenden ser el anticipo de un referéndum en Euskadi sobre la independencia. El delegado del Gobierno en esta comunidad autónoma, Carlos Urquijo, ha remitido sendos oficios a los 34 alcaldes de esta localidad para advertirles de que los ayuntamientos no pueden participar ni colaborar en dichas consultas porque lo prohíbe la Constitución.

Las 34 consultas soberanistas, promovidas por la plataforma Gure Esku Dago (Está en nuestra mano) y apoyadas expresamente por el PNV y EH Bildu, son la avanzadilla de futuras votaciones el conjunto de municipios vascos y de Navarra, con los que se pretende crear un caldo de cultivo en la sociedad con vistas a la celebración de un referéndum oficial que cuente con respaldo legal.

Gure Esku Dago concibe esta convocatoria como un banco de pruebas a favor del derecho a decidir, para mantener vivo el debate soberanista y seguir los pasos de la consulta catalana del 9-N de 2014, finalmente suspendida por el Tribunal Constitucional. Llama a las urnas a una población de unas 150.000 personas, mayores de 16 años que habitan en los 34 municipios, casi todos de carácter rural. Las consultas se celebrarán en 21 municipios de Gipuzkoa: Altzaga, Arama, Ataun, Beasain, Gabiria, Gaintza, Idiazabal, Itsasondo, Lazkao, Legorreta, Mutiloa, Olaberria, Ordizia, Ormaiztegi, Segura, Zaldibia, Zegama y Zerain (todos estos de la comarca de Goierri); Ezkio-Itsaso, Legazpia, Urretxu y Zumarraga (Alto Urola); Aretxabaleta, Antzuola, Bergara, Elgeta, Eskoriatza, Leintz-Gatzaga, Mondragón y Oñati (Alto Deba), además de Azpeitia. También se levará a cabo en Aramaio (Álava) e Ispaster (Bizkaia).

"¿Quiere ser ciudadano de un Estado vasco independiente?", es la pregunta que se somete a consulta de 9.00 a 20.00. Los impulsores aseguran que las urnas no se colocarán en edificios públicos, sino en entidades locales que colaboran con la iniciativa, y expertos jurídicos y observadores "independientes" intervendrán durante la jornada para certificar el buen desarrollo de las votaciones.

El delegado del Gobierno ha comunicado a los alcaldes que las consultas "carecen de respaldo legal" y avisa a las autoridades locales de que "no pueden colaborar" en una iniciativa "sin permiso y ajena a los intereses municipales". Urquijo cita el artículo 71 de la Ley de Bases de Régimen Local, que exige para hacer una consulta la "preceptiva autorización previa del Gobierno de la Nación", además de que la materia "se circunscriba a asuntos de ámbito municipal".

"Es obligación de los alcaldes de los municipios afectados velar por que ningún recurso público, material o humano, se involucre en el desarrollo de las actividades previstas", notifica Urquijo en el escrito remitido a los alcaldes. Gure Esku Dago le ha contestado a través de un comunicado que "el procedimiento no prevé la intervención de entidad pública alguna, si bien no se descarta la colaboración institucional en el proceso participativo".

Las consultas soberanistas cuentan con el apoyo del PNV y EH Bildu, formaciones que este jueves han unido sus votos para aprobar una declaración de las Juntas Generales de Gipuzkoa que llama a la ciudadanía a participar en las votaciones. Estos dos partidos -Podemos se ha abstenido y el PSE y el PP han votado en contra- consideran necesario que se reconozca "la capacidad que le corresponde a la ciudadanía de Euskal Herria de decidir sobre su futuro, de que sea consultada y de que sea respetada su voluntad libre y democráticamente expresada".

Gure Esku Dago prendió la mecha de las consultas populares con la que organizó el 13 de abril de 2014 en Etxarri Aranaz (Navarra) donde el 94,5% de los 851 votantes (el 42% de los convocados) se decantó a favor de la independencia. En noviembre de 2014, una semana antes de la consulta catalana, se repitió la experiencia en Arrankudiaga (Bizkaia), donde el a la independencia obtuvo el 89,6% de las papeletas.

La plataforma ciudadana a favor del derecho a decidir, cuya primera aparición pública fue en junio de 2013, consiguió un año después reunir a 150.000 personas que formaron una cadena humana que unió Pamplona con Durango (Bizkaia). El año pasado reunieron de nuevo a miles de personas en los estadios vascos para tejer urnas para activar la autodeterminación vasca.

Más información