Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los casos de “antigitanismo” que se registran son “la punta del iceberg”

La Fundación Secretariado Gitano ha detectado 348 incidentes de discriminación en 2014 y 2015

Familias gitanas se reencuentran y se abrazan tras haber sido desterradas algunas de ellas en O Porriño (Pontevedra).
Familias gitanas se reencuentran y se abrazan tras haber sido desterradas algunas de ellas en O Porriño (Pontevedra).

Los 348 casos de "antigitanismo" que la Fundación Secretariado Gitano ha detectado en España "son solo la punta del iceberg". Según dos informes anuales que la organización ha presentado este jueves, correspondientes a 2014 y 2015, la discriminación que sufre este colectivo es tan generalizada que la mayoría no se denuncia debido a que "ni el mismo gitano es consciente" de ella y "la considera normal" y porque "desconoce sus derechos".

La población gitana se enfrenta a situaciones discriminatorias diarias "en ámbitos como los medios de comunicación y redes sociales, el empleo, la vivienda, el acceso a bienes y servicios o en la educación", ha especificado el director de la organización, Isidro Rodríguez.

Los estudios han computado 121 casos de discriminación en medios de comunicación e Internet, 53 relacionados con el empleo, 29 en el ámbito de la vivienda, así como 50 casos que atentan contra la dignidad y potencian el odio hacia el pueblo gitano. Del total de casos registrados, 232 fueron casos colectivos y 116 individuales; en total, han afectado a 669 personas.

"Hay un grave problema de infradenuncia", por eso es necesario "informar a las víctimas de sus derechos, explicarles los mecanismos de los que disponen y llevar a cabo un proceso de concienciación", han sostenido María del Carmen Cortés y Javier Sáez, técnicos del Departamento de Igualdad y Lucha contra la Discriminación de la fundación.

"En muchos casos son los estereotipos y los prejuicios existentes" los que conducen a situaciones de antigitanismo, según Cortés. En este sentido, los informes apuntan a que los medios de comunicación tienen parte de la responsabilidad al emplear términos como "clan" para referirse a las familias gitanas, lo que contribuye a la "discriminación y el rechazo" de ciertas personas hacia el colectivo.

Doble discriminación

Las mujeres gitanas sufren, además, una doble discriminación derivada, por un lado, del hecho de ser mujeres y, por otro, por pertenecer a una minoría étnica, según el informe.

En el caso de las mujeres jóvenes la situación empeora debido a que el antigitanismo "afecta especialmente a la población joven", ha afirmado Cortés. Esta discriminación se da habitualmente en el momento en que "quieren acceder a una vivienda, cuando no les conceden una entrevista de trabajo o no les ofrecen una oportunidad laboral por ser gitanos".

Por edades, la población gitana que se enfrenta a más casos de discriminación es la joven: 188 casos registrados en la población de entre 0 y 15 años y otros 282 en los de 16 a 30 años.

Más información