Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barómetro CIS | El PP resiste como partido más votado y Podemos cae con fuerza

La suma de Iglesias y sus aliados territoriales pierde 3 puntos respecto al 20-D

El PP y Podemos han pagado un precio por su actitud durante estos cuatro meses de bloqueo político, pero uno mucho más que el otro. El PP se mantiene como primera fuerza, según el barómetro de abril del CIS, aunque retrocede 1,3 puntos respecto a su resultado del 20-D. La formación de Pablo Iglesias y sus aliados territoriales en Cataluña, Galicia y la Comunidad Valenciana, se dejan tres puntos desde las elecciones de diciembre.

Barómetro CIS | El PP resiste como partido más votado y Podemos cae con fuerza pulsa en la foto

La encuesta se realizó entre el 1 y el 10 de abril. Es decir, Pedro Sánchez, líder del PSOE, había fracasado en su intento de lograr la investidura en el Congreso, pero mantenía vivo su pacto con Ciudadanos, y acababa de protagonizar un encuentro con Pablo Iglesias con paseo, fotos y gestos de distensión que generó falsas esperanzas de un acuerdo posible.
El presidente en funciones, Mariano Rajoy, entretanto, se mantenía quieto, entre acusaciones de excesiva pasividad y continuos debates soterrados en el seno de su partido sobre la idoneidad o no de que siguiera siendo el líder y candidato de la formación conservadora. Y aun así, el PP mantuvo en todo momento un suelo fiel de electores que apenas le hizo pagar su actitud. Según la estimación de voto del barómetro del CIS, los populares no solo se mantienen como primera fuerza, sino que apenas retroceden poco más de un punto respecto a su resultado del 20-D. Si entonces Rajoy obtuvo un respaldo del 28,7%, ahora recibiría un voto estimado del 27,4%.
Sánchez, que logró mantener la iniciativa durante todo este tiempo, hasta el punto de parecer en ocasiones un presidente del Gobierno in pectore, consolida la segunda posición del PSOE, según el CIS, y hasta consigue rebañar algo de subida respecto al anterior sondeo de enero, cuando su estimación de voto fue del 20,5%. Sin embargo, no ha logrado amortizar el protagonismo adquirido tras renunciar Rajoy a intentar formar Gobierno y que el Rey le hiciera el encargo al socialista. El barómetro le da una estimación de voto en abril del 21,6%, cuatro décimas por debajo del resultado que obtuvo en las urnas en las elecciones de diciembre.
Podemos sufre desgaste . El mayor castigo lo recibe la formación de Pablo Iglesias. La suma de Podemos y sus aliados territoriales (Compromís, En Comú Podem y En Marea) tiene un voto estimado del 17,7% en la encuesta. Son tres puntos por debajo del voto que logró el 20-D (20,7%), e incluso cuatro puntos por debajo de la estimación que el CIS le adjudicó en su sondeo de enero. En el momento en que se realizó la encuesta, Iglesias había dado supuestas muestras de flexibilidad y voluntad por alcanzar un pacto con los socialistas, pero arrastraba aún las consecuencias de una primera intervención en la que quiso imponer a Sánchez la composición de un Gobierno y se reservó para él la vicepresidencia. Y todavía estaba fresca en la memoria de los socialistas y sus votantes su agresiva intervención en el debate de investidura y sus menciones a la cal viva.


El dilema de IU

Alberto Garzón se mantiene en los sondeos, también en el de abril del CIS, como el líder más valorado, y los votantes premian su actitud constructiva durante los cuatro meses de bloqueo político. Unidad Popular (Izquierda Unida) tiene una estimación de voto del 5,4%, casi dos puntos por encima del 3,7% que obtuvo en las elecciones de diciembre. La formación de izquierdas recibe la buena noticia del reforzamiento de sus siglas justo cuando parece a punto de cerrar un acuerdo con Podemos para presentarse en coalición el próximo 26-J. Las bases del partido han dado un respaldo mayoritario a esa alianza, pero no se han disipado las tensiones internas ante un movimiento que puede acabar diluyendo las siglas de un partido histórico.
El CIS no plantea a sus encuestados la posibilidad de que esa coalición de izquierdas se presente a las próximas elecciones, por lo que solo es posible hacer un juego especulativo con la suma de la estimación de voto de Podemos y la de IU. Juntas, obtendrían según el sondeo de abril un respaldo del 23% aproximadamente, lo que les permitiría superar por algo más de un punto al PSOE y lograr el pretendido sorpasso.


Ciudadanos avanza

La apuesta de Albert Rivera por alcanzar un pacto con el PSOE, mantenerse fiel a él hasta el final e intentar abrir el consenso al PP ha sido reconocida por los votantes. Y la demostración de que es capaz de pactar a uno y otro lado de su espectro ideológico le sirve para borrar la imagen de marca blanca del PP que se le quiso atribuir antes del 20-D y centrar su posición. El CIS da a Ciudadanos una estimación de voto del 15,6%. Se mantiene como la cuarta fuerza, pero gana 1,6 puntos respecto al resultado que obtuvo el pasado 20-D.
El barómetro de abril del CIS es el primero con estimación de voto tras conocerse la convocatoria electoral del 26-J. Responde a un momento en el que aún no se descartaba un acuerdo para formar Gobierno, y a un estado de ánimo de los votantes en el que todavía no contemplaban la inevitabilidad de tener que acudir nuevamente a las urnas. Es, en cualquier caso, la foto fija que muestra cómo se valoró la actitud de los distintos partidos durante cuatro largos y anómalos meses.

El PP volvería a ganar las elecciones si se celebrasen hoy. | Vídeo: ATLAS

Más información