Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

CIS | Tres de cada cuatro españoles creen que los políticos no se preocupan de lo que piensa la gente

La mayoría considera que estén quienes estén en el poder "siempre" buscan sus "intereses personales"

Tres de cada cuatro españoles consideran que los políticos "no se preocupan mucho" de lo que piensa la gente y que "siempre" buscan sus "intereses personales", esté quien esté en el poder. Así lo muestra el barómetro poselectoral que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado este martes, el mismo día de la disolución de las Cortes y la convocatoria de nuevas elecciones para el 26 de junio. El sondeo es atípico porque, por primera vez en democracia, la incapacidad de los partidos para llegar a acuerdos ha obligado a disolver las Cámaras y a repetir los comicios.

Ampliar foto
El salón de plenos del Congreso, ya disuelto.

Más de la mitad de los españoles opina, en este contexto, que la situación política es mala (38,5%) o muy mala (20,2%). Los ciudadanos se muestran mayoritariamente insatisfechos con la democracia y, de hecho, el nivel de confianza del Parlamento y los partidos ni siquiera se acerca al aprobado: obtienen 4,06 y 3,19 puntos, respectivamente, en una escala que va desde el 0 (no confía nada, en absoluto) hasta el 10 (confía totalmente).

El sondeo poselectoral de los comicios generales de 2011 ya mostraba esta desafección, que en la última encuesta se ha acentuado todavía más: la Cámara obtenía entonces 4,49 puntos y las formaciones políticas, 3,64. Solo los bancos hoy generan menos confianza que los partidos, con 2,61 puntos.

El CIS efectuó la encuesta entre el 7 de enero y el 19 de marzo, es decir, mientras los partidos negociaban la posible formación de Gobierno. De hecho, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, ya se había sometido, sin éxito, al proceso de investidura en el Congreso: no obtuvo los apoyos necesarios en las votaciones del 2 y 4 de marzo.

Sin embargo, a pesar del fracaso de los partidos para formar Gobierno, el paro sigue siendo la principal preocupación de los ciudadanos según el sondeo poselectoral, que muestra que el 60,8% de los consultados lo ubica en primer lugar, por delante de la corrupción (13,9%), la sanidad (4,7%) o la educación (3,7%).

La mayoría considera que la situación económica es mala (40,8%) o muy mala (20,2%). Y tampoco se muestran optimistas: casi la mitad de los españoles cree que la realidad económica seguirá igual dentro de un año. La mayoría de los consultados (65,8%) asegura, sin embargo, que el 20-D votó por convicción. Y, de hecho, casi el 80% de los españoles asegura que, si hubiese conocido que los resultados de las elecciones iban a ser los que fueron —el fin del bipartidismo, para dar paso a un sistema con cuatro formaciones mayoritarias—, habría votado por el mismo partido.

Rajoy, el político peor valorado

El CIS también incluye una valoración de los líderes políticos. Como en anteriores encuestas, el dirigente mejor valorado es Alberto Garzón (IU) con 5,23 puntos en una escala del 1 al 10; el peor es Mariano Rajoy, con 3,43 puntos. Los líderes de las otras tres grandes formaciones también suspenden: Pablo Iglesias (Podemos), con 4,06 puntos; Pedro Sánchez (PSOE), con 4,19; y Albert Rivera (Ciudadanos), con 4,55.

De hecho, los únicos líderes que aprueban, además de Garzón, son autonómicos: en el País Vasco, Marian Beitialarrangoitia (Bildu) y Aitor Esteban (PNV), con 5,19 y 5,04 puntos, respectivamente; y en Navarra, Koldo Martínez (Geroa Bai), con 5,38.

Ni Rajoy ni Sánchez fueron convincentes en el cara a cara

A. T. R.

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) también ha preguntado sobre los debates entre los líderes políticos. Casi cuatro de cada diez españoles que siguieron el cara a cara entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, el pasado 15 de diciembre, consideran que ninguno de los dos fue convincente. El 26,9% cree que el líder del PSOE fue el más convincente y el 26,1, que el del PP.

El CIS también ha preguntado por el debate a cuatro, celebrado el 7 de diciembre entre Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Soraya Sáenz de Santamaría en reemplazo de Rajoy. La mayoría cree que el líder de Podemos fue el más convincente (31,3), por encima de la vicepresidenta del Gobierno (18,3). El 16,2% de los consultados cree que "ninguno" logró convencer.

Más información